Ser feliz. Marian Rojas-Estupé.

Mi vecina Paqui me manda un enlace de youtube de Marian Rojas-Estupé, “Ser feliz” el titulo de por sí, ya es interesante, ¿quién no quiere ser feliz?, me dice que me puede interesar, solo por eso, me apetecía verlo y os cuento un poco…

https://www.youtube.com/watch?v=nnXqLICwXDs

Vamos a la conferencia:

Ha empezado hablando de cómo gestionar nuestras emociones, y como éstas son determinantes para contraer todo tipo de enfermedades y cómo afectan a nuestros cromosomas y más concretamente a nuestros telómeros, sus terminaciones, cuanto más largos, más vida y mejor salud y de su longitud podemos saber nuestra edad biológica, que por supuesto no tiene nada que ver con nuestra edad real.

La ciencia que estudia el cambio de nuestros genes como consecuencia de lo que nos pasa en la vida es la Epigenética, tanto para lo bueno como para lo malo, por eso ver la vida con optimismo y saber que las cosas ocurren y que en ocasiones escapan a nuestro control, es una buena forma de no amargarnos, eso no significa pasar olímpicamente de todo sino de ser prácticos. Según Viktor Frankl, en su libro “El hombre en busca de sentido, de cual ya me he referido en alguna ocasión, tener un motivo para vivir, es muy importante, te puede hacer vivir. Este psiquiatra judío, nos cuenta que en los campos de concentración nazi, la gente morían y los que sobrevivían, no eran físicamente los más fuertes, solamente tenían un motivo para vivir, esa esperanza de sobrevivir, es la que alimenta nuestro ser y nos hace que las penas sean menos penas.

También nos habla de palabras mágicas; por favor, gracias y perdón, que tienen un poder inimaginable y lo despliegan cuando las utilizamos con el corazón. Por favor, ser gentil y educado en nuestra vida y con la gente que nos relacionemos. Gracias, por ese pequeño saludo, por ese guiño, sin motivo. Y perdonar, sí perdonar a todos y sobre todo a nosotros mismos, por ser como somos, que no somos perfectos, ni quisiéramos.

Tenemos que querer ser felices y buscar nuestra propia felicidad, nadie nos va a regalar nada, somos nosotros mismos los que tenemos que desearlo con todas nuestras fuerzas y las cosas pasarán y nuestros sueños se cumplirán. Cuando uno quiere que algo pase, pasará…

El cortisol, el enemigo público número uno, la hormona del estrés y de la supervivencia. Desde un momento de estrés, una vez pasado y superado o visto que solo era una falsa alarma, el cortisol se nos activa en nuestro organismo y hace que nuestro cuerpo se ponga en modo de lucha y supervivencia, y éste tarda en bajar su nivel en sangre de tres a seis horas, pero lo malo no es eso, sino solo con pensarlo nos produce la misma sensación y la repercusión en nuestro organismo es la misma que si la experimentamos de verdad. Esto nos trae unas consecuencias físicas, como enfermedades físicas y mentales, sueño, falta de memoria, irritabilidad…El hipocampo, es el lugar del cerebro donde se producen las neuronas, también es bloqueado por el cortisol y puede conllevar un estrés crónico y terminar en una depresión. ¡El cortisol es el malo, malísim

Vamos con los remedios, para intentar que nos afecte lo menos posible.

  1. Ejercicio físico, hacer deporte, andar, salir a caminar por la montaña o por la playa, todas las cosas que nos sienten bien y que movamos las piernas y el corazón, notamos que cargamos las pilas y reduce el cortisol en sangre.
  2. ¿Quién es una persona toxica para mí? Intentar huir de esas personas que nos roban energía, que no estamos cómodas con ellas, que nos hacen sentirnos mal, por sus palabras, por sus actos, porque no nos valoran, por lo que sea. En cambio compartir con las personas vitaminas, que estamos a gusto con ellas y que notamos que nos sienta bien estar con ellas.
  3. Pensamientos positivos. Lo voy a conseguir. Solo con pensarlo, ya hemos empezado a conseguirlo. Hacer las cosas con ilusión y optimismo, eso ya nos cambia nuestras neuronas, solo tenemos que creérnoslo.
  4. Meditación. ¡Cómo no¡ No puedo dominarlo todo, me abandono en Dios o en la nada. Meditar no es rumiar los pensamientos. Meditar es abstraerse y concentrarse. Rezar en forma de mantra. Esa forma de estar en la nada.
  5. Omega 3. Es un fuerte antinflamatorio, el cortisol inflama. Creo que todos sabemos los alimentos que tienen omega 3, pescado azul, como sardinas, caballas, boquerones…frutos secos como almendras, nueces… yo no soy partidario de suplementos alimenticios, si alguien lo necesita, pues sí, si no lo mejor es tomar una alimentación variada, basada en frutas, verduras, legumbres y siguiendo una dieta mediterránea.

Ahora los consejos:

  1. Conocerse a uno mismo. ¿Quién soy yo? Nosotros, somos de tres formas diferentes, primero como nos mostramos ante los demás, segundo, lo que quiero mostrar o como me gustaría que me vieran y tercero como realmente somos. Cuando nos conocemos nos aceptamos como somos y no nos escondemos en esa armadura, para ser lo que no somos, debemos ser lo más auténticos que podamos, ni mejores, ni peores.
  2. Exceso de autocrítica. ¿Ser perfeccionista? El eterno insatisfecho. Se empieza aceptando el fracaso, entender que no somos perfectos y que la vida no es perfecta y que se puede ganar y perder, que lo importante es saber que no tienes que ser el primero en todo.
  3. Fijar metas y objetivos. Plantearnos pequeños objetivos e ir cumpliéndolos y ya después nos marcaremos esos más importantes o que sabemos que nos van a costar más, siempre tener en mente algo por lo que valga la pena luchar.
  4. Voluntad. Tener esa voluntad de hierro para no desanimarnos ante los imprevistos. Tener orden y constancia y saber que nuestra voluntad puede cambiar la realidad.
  5. Asertividad. Decir sí, cuando quieres decir sí y no cuando quieres decir no. Así de fácil, bueno eso ya lo veremos.
  6. . Inteligencia emocional. Empatizar con nuestros problemas y con los de los demás. Expresar las emociones, saber decirlas y gestionarlas. Es bueno contar como nos sentimos y ser escuchado, si nos metemos en ese caparazón y nos encerramos, las cosas no se solucionaran solas, pedir ayuda o consejo nos ayudan a ver otra perspectiva de ese gran problema, que a lo mejor no lo es y estamos construyendo una gran montaña.
  7. Educar en el optimismo. Aprender a ser feliz, que también hay que aprender a poner una sonrisa, a ver el lado positivo de la vida, a disfrutar de los pequeños momentos, a hacer aquello que nos gusta, rodearnos de las personas que queremos, en definitiva a disfrutar de la vida. Si de todas maneras por estar enfadado las cosas no se van a solucionar o el problema va a seguir estando ahí, pues pon buena cara.
  8. Optimismo. La ilusión cambia nuestro cerebro. Epigenética.

Se trata de una conferencia de 40 minutos es amena y se ve en un momento, la chica es una Psiquiatra importante o eso parece y se enfrenta a la conferencia con buen humor, cuenta anécdotas divertidas, en fin que me ha gustado por eso escribo ésta entrada.

Dichos y refranes

Escuchando una canción de Alaska y Dinarama: “Cómo pudiste hacerme esto a mí”, parece mentira, pero es del año 1984, en la última estrofa, “una y no más Santo Tomás” y me ha resonado en mi cabeza como un resorte, ha sido una llamada de atención y no podía evitar hablaros de ello.

https://www.youtube.com/watch?v=aEPDNfgLA8Q

¿Cómo pudiste hacerme esto a mí?

Yo que te hubiese querido hasta el fin

Sé que te arrepentirás

La calle desierta, la noche ideal

Un coche sin luces no pudo esquivar

Un golpe certero

Y todo terminó entre ellos de repente

Ella no quiso ni mirar

Nunca daría marcha atrás

Una y no más santo Tomás

Se ve que el Apóstol Santo Tomás hizo una y de las gordas, en ese momento no me acordaba, he tenido que mirarlo.

Cuanto Santo Tomás, uno de los doce Apóstoles, le dijeron que Jesús volvería entre los muertos, éste no lo creyó. Según el evangelio Tomás dijo: “Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré”. Cuando Jesús de Nazaret resucitó, según la Biblia, fué al encuentro de sus apóstoles y recriminó a su escéptico seguidor, porque necesitó “ver para creer”.

Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron“, dijo Cristo, quien habría resucitado al tercer día de haber sido crucificado, según los evangelios del Nuevo Testamento.

Parece mentira que después de dos mil años todavía sigamos utilizando esa expresión, cuando alguien nos la hace gorda y ya no le vamos a dejar que nos la haga otra vez, o pensamos que con una basta.

He seguido leyendo y hay más frases que han perdurado, la de Poncio Pilatos: “Yo me lavo las manos”, cuando los mismos que habían aclamado a Jesús le querían crucificar, bueno no lo crucificaron, que fué peor.

“El beso de Judas” se les llama a los traidores, Judas se dirigió a Jesús y le besó para indicar quien era al que llamaban el rey de los judíos.

Esto viene a otra frase que me han dicho esta mañana en la panadería, he salido corriendo a comprar el pan, cuando he mirado no había y tenía que preparar unas tostadas, iba con prisas, con mi cabeza en otras cosas, no había saludado y cuando me he dado cuenta, he dicho: “Buenos días, que no había dicho nada” y me ha contestado un hombre mayor que había sentado en un banquito. La panadería es un sitio de encuentro, siempre hay gente con sus tertulias, echan un rato, se echan su parrafada. A lo que voy, me ha contestado: “Mientras no tengas prisas para morirte”. Jajajaja, espero que para eso no tenga prisa. Y la verdad que, para morirme, no me voy a dar prisa, me lo tomaré con más tranquilidad.

Son palabras agudas, dichas cuando hay que decirlas y te hacen reflexionar y darte cuenta que las prisas no son buenas consejeras y aplicando el refrán: “vísteme despacio que tengo prisa”, que sabios que son los refranes, cuanta sabiduría popular. Eso sí, hay que utilizarlos cuando vienen al caso, esa es su grandeza, y ahí es donde desarrollan todo su saber mundano, que no es poco, era una forma de hablar, mi abuelo hablaba con refranes, en cada cosa que te decía siempre metía alguno y a mí me gustaba oírlo.

Me estoy acordando, que en el dormitorio de mis padres, cuando yo era un niño, tenían dos ceniceros de esos de cristal, en el fondo se podía leer un refrán, en uno del que más me acuerdo, en ese momento no lo entendí, y con la edad y el tiempo, creo que lo he descifrado: “Cuarentón y solterón que suerte que tienes cabrón”, es un refrán con palabrota incluida, quizás por eso me llamó tanto la atención, y ha perdurado tanto en mi memoria, como no se podían decir. Aunque pienso, que en pareja es la mejor forma de estar, en ocasiones, el casado mira con recelo al soltero, que hace lo que quiere y no tiene que dar explicaciones. Tendrá más acepciones y cada cual lo descifrará desde su punto de vista. En el otro cenicero, estoy haciendo memoria y no me acuerdo, que no hay forma, se lo preguntaré a mi hermano a ver lo que me dice.

Hay muchos refranes y dichos, hay libros y listas innumerables, pero voy a escribir los que más uso en mi forma de hablar, los que tengo más en boca.

“No digas nunca de este agua no beberé, porque te puedes comer tus palabras o tus actos. Mi amigo Antonio con muy buen criterio me comentó, que el Conde de Romanones dijo: A la salida de una sesión del Consejo de Ministros, los periodistas reprocharon al Conde que ese mismo día su Gobierno hubiera aprobado una medida, que veinticuatro horas antes había descartado “para siempre jamás”. Imperturbable, el Conde adoctrinó a los periodistas: “tengan ustedes en cuenta que cuando digo jamás, siempre me refiero al momento presente”. Es tremendo, pero que carga de realismo, como la vida misma, no debemos ser esclavos de nuestras palabras.

Este refrán cuando lo utilizo, una amiga me lo matiza y lo redondea… no digas de este agua no beberé, ni este cura es tu padre, y que razón tiene, la verdad que esa forma de terminarlo no la había escuchado.

“Perro ladrador, poco mordedor”, que voy a decir de este refrán, “dime de que presumes y te diré de que careces” en fin creo que ellos solos se explican. Y con este término “a quién hierro mata a hierro muere” este me gusta que está relacionado con el karma.

Al final y por el principio me he alargado un poco, quería hablar de las expresiones y he terminado hablando de los refranes, ¿se nota que me encantan?

Y ahora sí, para terminar un dicho que ha contado mi Suegra cuando veníamos hartos de comer y por supuesto que venia al caso: “Ya hemos comido y buenos estamos, que Dios le dé salud a nuestro amo, metidos en un zarzal, que ellos no puedan salir y nosotros entrar”, ahí lo dejo.

2020

Cuanto más tiempo llevo sin escribir más apático estás, se apodera de ti la desidia, ese monstruo llamado pereza. También, diciembre es un mes complicado, es el mes de la alegría, el mes de las familias, de las comidas, de las bebidas, en fin, de las Navidades.

Reconozco que me gusta comer y beber, como al común de los mortales, también reconozco que después de una comida copiosa, atracón, al día siguiente estoy arrepentido y siempre me digo lo mismo, que no habrá una segunda vez, que me moderaré comiendo, y sí, sí habrá una segunda vez y una tercera y así hasta el infinito, en mi caso, es un estigma con el que tengo que convivir. El propósito de enmienda, de ir aprendiendo con la edad, lo llevo mal, todavía no lo he conseguido y dudo que lo consiga.

Otra de las cosas que pensamos cuando vamos terminando el año, es repasar el año viejo, ese que nos abandona sin piedad, que cosas buenas y malas hemos hecho, no sé por qué, pero pienso más en las malas, será para intentar poner remedio y que no se vuelvan a repetir, error…

Ahora vienen los propósitos de año, ninguna o pocas veces, ahí lo dejo, me he marcado propósitos, ¿para qué? Para no cumplirlos… más bien, intentar hacer las cosas bien y ser feliz y sobre todo hacer feliz a los que me rodean, que ya es difícil, por más veces que lo intentas… es complicado.

Lo que más me gusta de la Navidades es cuando se acaban y se puede empezar a hacer vida normal, y eso no quiere decir que no me gusten, que sí, pero termino un poco, mucho harto.

Vivimos en el mundo de las contrariedades, queremos Navidad, queremos que termine, queremos comer, nos arrepentimos de comer tanto, queremos beber, nos arrepentimos de beber tanto ¿Qué queremos? No lo sabemos y, ¿no sé si lo sabremos algún día? Lo cierto que la vida es así, nos movemos en esa cuerda floja que oscila y bailamos sobre ella y que según se mueve así nos comportamos.

Pero, esa moderación y equilibrio que tanto buscamos o creemos buscar está solo en nuestra mente, la vida es un laberinto de sensaciones, de desequilibrios, esa es la vida, no está tanto en no sentir, que es lo que llevan buscando mis grandes maestros, los yoguis, y que yo también así creía, sino en estar vivo, en sentirse vivo.

Cuando uno está vivo, siente y padece por la cosas buenas y malas que nos ocurren, se nos hiela la sangre, se nos ponen los pelos de punta, se nos coge un nudo en la garganta que se nos clava en el corazón y cometes uno y muchos errores, ¿dónde reside la perfección?, ah que existe, a mí que me lo expliquen.

Tanto tiempo buscando ese equilibrio y resulta que ha tenido que llegar el 2020 para darme cuenta que no existe, que todo es un rollo mental y ahora lo que tenemos que hacer es desequilibrarnos y padecer.

Seguiremos en la búsqueda de esa felicidad ilusoria, será más fácil vivir y de camino si la encontramos mejor y si no a otro tema…

 

 

Cambio climático

La Cumbre del clima en Madrid, Diciembre 2019, se debería llamar del cambio climático, esta cumbre de países y de buenas intenciones, que es lo primero que tienen que tener y esperemos que no sea lo único, se celebra en Madrid después que Chile declinara hacerla por problemas internos, disturbios por una subida de impuestos, lo que empezó con un incremento del precio de los trasportes urbanos, se ha convertido en una de las mayores crisis de los últimos tiempos, añadiendo encima la dureza en su represión. Siempre había pensado que Chile era un país de los más avanzados en derechos de América del Sur. Algo está pasando en Sudamérica, es como una ola de movimientos sociales, que se está propagando, es una marejada que está removiendo los cimientos políticos.

Madrid en un tiempo récord ha organizado un evento de unas dimensiones imaginables, en cuanto a medidas de seguridad e infraestructuras, representantes de más de 200 países se reúnen para decidir el futuro del planeta, con todo lo que conlleva.

Me hago estas preguntas: ¿Cuánto nos va a costar? ¿Qué ganamos con esto? ¿La cumbre sirve para algo? ¿Es necesario montar esta feria? ¿La cumbre de París de hace cuatro años ha servido para algo aparte de buenas intenciones?

Los países más ricos, el G 20, contaminan, emiten a nuestra atmósfera el 80 por ciento del CO2 de todo el planeta, resulta que el carbón y el petróleo es más barato que las energías renovables, que hay que invertir en investigación y ya están montadas las fábricas, los motores y todo para que funcionen echando humo por doquier y cómo le podemos pedir a los países pobres que no contaminen, ¡con qué derecho¡ Tenemos que empezar por nosotros y quién le dice algo a Estados Unidos que ha mandado a un representante de segundo nivel, ¿qué importancia le da?, una vergüenza, eso es lo que es, y a China, y a India, sin comentarios.

La Tierra madre está sufriendo por nosotros, nos ha dado la vida, se lo debemos todo y así se lo agradecemos, llenándola de humo, de plásticos, de basura, cortando árboles, quemando bosques, matando animales, construyendo con hormigón por todos los sitios, ¿qué nos está pasando?, ¿nos hemos vueltos locos? La verdad, que la conciencia por el medio ambiente, es reciente, hasta hace poco solo nos preocupábamos por comer y sobrevivir, ha sido en este siglo y finales del pasado cuando el boom económico ha hecho que nos convirtamos en algo dañino para la Madre Tierra, nos hemos multiplicado, nos hemos convertido en una plaga que no tiene fin, nos reproducimos y lo poblamos todo, queremos habitar en todos los espacios, queremos comer y vivir a costa de lo que sea y ya ha llegado el momento de saber que sí, que se puede y se debe vivir de otra forma, que la tierra no solo es nuestra, que nosotros somos uno mas de sus habitantes, que no somos necesarios para su existencia, que dentro de 1000 años a este paso no quedará nada y menos todavía nosotros, por favor vamos a cuidarla, que es mas que nuestra casa, la cual limpiamos, pintamos y atendemos, vamos a cuidar nuestro planeta, que no tenemos otro, que somos nosotros, que nos da vida, que nos lo da todo.

Me viene a la cabeza la canción de Macaco, “Tierra Madre”, https://www.youtube.com/watch?v=iZWryw2eFjI, me encanta Macaco por su implicación por el medio ambiente, por sus canciones tan comprometidas, por lo que trasmite en sus canciones, por su temática y que más puedo decir, que de mayor quiero ser como él.

Y nos queremos ir a Marte a vivir, estamos locos, locos…Si tenemos nuestra tierra que es preciosa…parece que no estamos conforme con lo que tenemos y tenemos que buscar fuera, cuando lo tenemos todo dentro.

El cambio climático nos afecta en todas las facetas de nuestra vida, todo tiene una huella energética, es un indicador de lo que cuesta producir un bien o servicio, en cantidad de energía que contamina nuestro entorno y la huella ambiental es impacto ambiental generado por la demanda de esos bienes o servicios. Así a groso modo y no sé, sí está bien explicado, es un término relativamente nuevo que lo están aplicando para todo. Está claro que lo que producimos tiene un coste en energía, pero por eso, ¿no vamos a dejar de respirar?, o sí, es broma, debemos de ser consecuentes, esto es una cuestión de todos y todos debemos de poner nuestro pequeño grano de arena para hacer un mundo mas sostenible, y contribuir con el ahorro de agua, reciclar, consumir lo necesario, utilizar medios de transportes más ecológicos, la bici por ejemplo, consumir productos locales, y todas las medidas que se nos ocurran para ayudar a la Tierra y a nosotros mismos.

Las consecuencias del cambio climático ya la sabemos, el calentamiento del planeta por el efecto invernadero y todo lo que lleva consigo, el deshielo de los polos, lluvias torrenciales, temperaturas más extremas, desertificación… un cambio en el ecosistema, y como afecta todo esto a las plantas, a los animales y por supuesto a nosotros.

Iba a hablar un poco de la Cumbre, pero me he quedado sin ganas, ya están todos los telediarios y radios a todas horas: bla-bla-bla… en fin, esperemos que sirva para algo, y que por lo menos los acuerdos a lo que lleguen se apliquen y empecemos a tener una conciencia ecológica y le demos la importancia que se merece, que se dé un paso hacia a delante que ya hemos dado muchos hacia atrás.

Meditación #1

Cuando mencionamos la palabra meditación, la gente se echa a temblar, tienen un concepto erróneo, piensan que es dejar la mente en blanco y nada más equivocado, siempre te dicen:” yo no puedo”, ¿pero si no saben lo que es?, pero ya de antemano le tienen como un miedo atávico, no les gusta enfrentarse a estar con uno mismo, a eso de no hacer nada. Nuestra mente tiene que estar siempre ocupada y haciendo cosas, si no, no se siente a gusto, es una mente práctica y la pérdida de tiempo no la entiende, cuesta, pero con la perseverancia se va consiguiendo.

Os quiero contar un poco mi experiencia con la meditación, el otro día después de una reunión con mis compañeros, nos quedamos tres charlando un poco y contando nuestros chismes, conté un poco de como empecé a practicar yoga y como llegué a él a través de la meditación, que estaba meditando y no me estaba dando cuenta.

Sí, llegue a la meditación a través de la lectura, ¿curioso no? Soy un gran lector, más bien lo era, tenía que leer de todo, tenía una curiosidad sin límites, claro, estoy hablando antes de la era de internet, me encantaba leer y me daba igual el libro, lo que me gusta es como está escrito, como se combinan las palabras y su arte reside en las palabras y menos en la historia o en los contenidos, lo que me asombra y me enamora son las letras, tienen vida y me dicen cosas, me trasmiten los sentimientos y lo que siente el autor cuando las escribió y que nos quiso decir.

La forma de redactar, como encadenan los párrafos, las ideas o diálogos, como pone los puntos y las comas, como nos quedamos sin pensamientos con esos párrafos sin final, sí, puedo decir ahora, que leo poca o nada de novela, no me atraen las historias, no me dicen nada, todas las historias ya están escritas, si me atrae su forma de escribir, bueno, voy a cambiar de tema que os quería contar un poco mi experiencia con la meditación y al final os estoy contando mi relación con las palabras.

Aunque suene raro, tienen mucho que ver, cuando me ponía a leer, era y es un momento de paz, yo con el libro y ahora con e-book, mejor libro electrónico, para leer necesito soledad y cuanto menos ruidos externos mejor, para que la mente no se disperse y esté concentrada en lo que está, que es la lectura, las letras y palabras por eso, cuando me ponía a leer el tiempo se paraba y era un momento total de abstracción con la lectura, lo de menos era la historia o lo que me estuviera contando, eran esas letras encadenadas en un fondo blanco, como una armonía o equilibrio de significados, y de momento el libro desaparecía y aparecía un mundo de palabras y de imágenes que se relacionaban y combinaban para dar luz a la imaginación y a ese mundo fantástico que no lo creaba el autor sino lo creaba yo, había momentos de lucidez y de saber que esas letras me decían cosas y estaban ahí para que yo las sintiera como mías y pudiera decir, gracias por estar tan bien escritas.

Que bonitas son las palabras, que poder tan grande tienen y no le damos la importancia que se merecen, por eso debemos de hablar con más propiedad y no decir cosas que no queremos, pero si las podemos escribir en cuentos o en parábolas para decir lo mismo pero de otra forma y ya cada cual que entienda lo que quiera, cuando escribo algo de algún tema rara vez menciono el asunto y por supuesto menos a las personas, por favor, ¿quién soy yo para eso?, pero si intento plasmarlo de alguna forma, lo escribo de forma indirecta, escribiendo como me ha afectado y que relación tengo yo con esas palabras y ese asunto en cuestión pasa a ser entendido, las palabras se expresan y me dicen.

Volviendo a la meditación, cuando leo me encuentro en un momento tal de concentración o de abstracción, que medito sin saber que medito, ahora sí lo sé, pero en mis principios no era consciente, solo me encontraba bien conmigo mismo y era ese momento de paz. Profundizando un poco en el yoga, descubrí el radja yoga o yoga mental, que es la meditación y a su vez es la concentración en algo, en algún soporte, que nuestra mente esté concentrada en eso, lo más fácil es en la respiración, pienso en como inhalo o cojo el aire y como exhalo o lo suelto, así sucesivamente hasta el infinito y mas allá, cuando la mente se nos vaya a algún pensamiento, me doy cuenta y vuelvo a la respiración, así hasta el tiempo que nos hayamos marcado; se empieza por diez minutos y vamos subiendo el tiempo hasta que nos sintamos a gusto y lo que al principio era obligación se convierte en una devoción. La postura es interesante, nos sentamos en la esterilla, con la espalda recta, los hombros relajados, en mi caso me suelo apoyar en la pared y así estoy más cómodo, también se puede meditar en una silla y en dónde uno quiera, sinceramente lo de menos creo que es la postura, pero para empezar si lo considero necesario para coger el hábito, (a pesar que dicen que el hábito no hace al monje, creo que son hábitos diferentes), sentirte cómodo y saber o relacionar la postura con la meditación. Los brazos y las manos las dejamos relajadas en el regazo o con las manos juntas en forma de rezo o en la postura que nos sentimos cómodos, nos vamos moviendo hasta que encontremos nuestra mejor la postura.

Como comprobareis la meditación, es no hacer nada, pero no es, no pensar en nada, es que seamos nosotros los que pensamos, que no sea nuestra mente la que piense por nosotros, si yo estoy concentrado en la respiración, soy yo el que dirige a la mente y no es ella la que está pensando por mí, parece más complicado de lo que es, todo es practicar y poco a poco te vas dando cuenta de lo que te estoy contando.

Existen muchas clases de meditaciones, creo que tantas como personas que mediten, con el tiempo cada cual se quedará con la que mejor nos siente o con la que nos sintamos más cómodos a la hora de hacer la meditación, yo os voy a exponer las que a mí me van bien y las que practico.

Meditación en la respiración, es la que he indicado antes y es la más fácil o por la que solemos empezar, tenemos nuestra respiración que siempre la llevamos encima y solo tenemos que estar pendiente de ella, como inhalo y exhalo el aire, lo que parece tan sencillo, no lo es, enseguida la mente empieza a pensar sin que nos demos cuenta y tenemos que estar al quite para volver otra vez a la respiración, así una y otra vez.

Meditación en un mantra; un mantra es un fonema, una palabra, un grupo de palabras, una frase a gusto del consumidor, a mí personalmente me gusta más un fonema o como muncho una palabra, el fonema más repetido por los meditadores es el sonido “OM”, el sonido primordial, lo pronunciamos alargándolo tanto en la inhalación como en la exhalación, lo dejamos que se nos agote, que vibre y así es más fácil concentrarnos en ese sonido vibratorio que sentimos por todo el cuerpo.

Meditación en el silencio, a mí me encanta y es una de los que más práctico, es cuando la mente se concentra en el silencio, el silencio tiene ruido, un ruido atronador, un murmullo en una cueva, el ruido del mar, todo es una vibración y en esa vibración hay ruido.

Meditación en las sensaciones del cuerpo, me concentro en lo que me está pasando y en lo que experimento en la meditación, en el hormigueo de las manos, en el dolor de la postura, en la sensación de frio o calor, en cómo me siento…

Meditación en mis pensamientos, yo soy el observador de mis pensamientos van pasando por mi cabeza como una película y los veo, los observo, pero no siento nada, solo son pensamientos que no me dicen nada, es complicado porque te metes dentro de ellos y cuando más quieres dejarlos más te enrollas en ellos mismos.

Meditación andando, a mí también me gusta mucho, te concentras en cada pisada, en cada sensación de tu pie en el suelo, en cómo te mueves, siempre que lo practico anteriormente ya he meditado y tengo una disposición muy grande para seguir meditando de pie. Esto es que cuanto más practicas mejor meditas.

Y podemos hablar de muchas prácticas de meditación, todas son válidas, a cada persona según nuestra forma de ser nos irá bien una o varias o ninguna, a saber, debemos de ir probando para dar como la que nos sintamos más cómodos, yo he ido cambiando y depende también de mi estado de ánimo, o la disposición con la que me siente, hay días y días, días que la mente tiene una obsesión y es mejor meditar sobre eso, intentar que la mente piense sobre lo que quiera y tú eres el observador de los pensamientos, hasta que se van diluyendo, como por arte de magia.

Os quería comentar, el poder transformativo de la meditación, que lo he experimentado yo, que no es broma. Los que me conocéis sabéis que intento ser una persona equilibrada y hacer las cosas bien.

La meditación nos cambia nuestra forma de pensar, de ver la realidad y esto nos hace cambiar nuestra forma de ser, ¿me preguntaréis en qué?, en ser mejor persona, ¿fácil no? Con eso me conformo.

Está demostrado científicamente que la meditación cambia nuestras conexiones neuronales del cerebro. Con un mes meditando ya empieza a notarse los resultados, a los tres meses para que contarte y cuando llevas años parece que no avanzas o eso es lo que crees, que te has quedado en un escalón y no ves el siguiente, pero sí, el camino sigue y hay que seguir meditando.

Os animo a que practiquéis, os sentará bien, vuestro cuerpo os lo agradecerá, vuestra mente se alegrará, haremos un mundo mejor, seremos más conscientes, seremos mejores personas, nos enrollaremos menos en los pensamientos, tendremos menos obsesiones, seremos más respetuosos, más solidarios, en definitiva, seremos más felices y haremos más feliz al mundo.

Elecciones noviembre 2019

“No querías caldo pues toma dos tazas”, el egoísmo y el personalismo de los políticos nos ha llevado a pagar 130 millones de €, que es lo que ha costado las nuevas elecciones, ¿y para qué? Para estar en una situación peor de la que estábamos.

Cuando solo miras tu interés personal o como partido político y no ves el interés general de todo un país, malo, eso es lo que te vas a encontrar.

Hemos perdido la ilusión por la democracia, por estos políticos, por su incompetencia, no tenemos ganas de votar, ¿para qué? El hartazgo se nota y parece que no aprenden.

No me gusta echarle la culpa a un  solo partido, creo que la tienen todos o por lo menos un poco cada uno y sumando llegamos a esa conclusión de creernos que estamos peor que ayer. No, no lo creo, estamos.

¿Y ahora qué? ¿A hablar? ¿Tendrán que entenderse? No me lo puedo ni imaginar, que no se puedan poner de acuerdo.

Cuantas cosas se podían haber hecho con esos 130 millones de € y esos meses de esos políticos mirándose las uñas, sin hacer nada y encima pagándoles, que poca vergüenza hay que tener…

Espero que hayan aprendido la lección y les sirva para anteponer el interés general al suyo propio.

Espero que se comporten como deben y se dejen de rollos y gobiernen para hacer un país mejor para todos ¡Ya está bien de tonterías ¡

 

 

 

 

Coaching y el sentido de la vida

Escuchando la radio, una entrevista con un psicólogo coaching, que no sé muy bien lo que significa, ni lo que es, eso del mundo de coaching, un momento que voy a buscarlo, (es un método que consiste en acompañar, instruir o entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir cumplir metas o desarrollar habilidades específicas).

Entiendo; según se va desarrollando la entrevista que es como un método que nos ayuda, tanto a nivel personal como profesional a cumplir unos objetivos que sin su ayuda nos resultaría más difícil o sería imposible cumplirlos, entiendo también que nos ayuda al desarrollo personal, a marcarnos esas mentas que por los motivos que sean, se han quedado en el sueño de los muertos.

Nos van enseñando el camino para triunfar o por lo menos para intentar levantarnos y despertar, saber que podemos hacer muchas más cosas de las que nos imaginamos, que bien por pereza o porque creemos que no seremos capaces las dejamos de lado y las abandonamos. En las mayoría de las ocasiones nos creemos que no seremos lo suficientemente listos, y aparece una palabra que repitió en la entrevista “creencia” somos lo que creemos, eso es de mi cosecha, cuando nuestro cerebro se cree una creencia, malo, sea verdad o mentira o no sea nada, él se lo toma en serio y ya la hemos liado, si piensa que no eres capaz de hacer algo, no sigas, para qué, no vas a ser capaz.

Por eso es interesante tener la mente abierta y pensar que somos capaces de hacer cualquier cosa que nos propongamos, luego si es demasiado complicado, la podremos o no realizar, nos costará más o menos o lo tendremos que intentar varias veces, dejarlo, posponerlo o esperar a la intervención divina, pero eso ya será harina de otro costal.

Según nuestras creencias o lo que la mente se cree nos predispone a estar alerta sin motivo y nos lo creemos con esa seguridad que cuando luego vemos que la realidad va por otro camino, hasta nos asombramos, debemos de engañar a la mente y hacerle creer que somos capaces de todo, que somos los más listos, los más guapos… y así mejor nos irá.

Otro punto que se me quedó grabado, realizar una lista de objetivos y a ser posible que fueran por lo menos diez, así se quedarán en seis o siete, si nos marcáramos cinco se quedarían en tres y si nos marcáramos tres en cero patatero. Ahora intentaré explicarlo, nuestra mente siempre economiza, si nos marcamos varios, podemos empezar con el que mayor posibilidad de cumplir tengamos, así nos llenaremos de orgullo y satisfacción…jajaja. Que debemos de empezar por los pequeños retos y eso nos dará más fuerzas para afrontar los más complicados.

Otro mantra que repitió fué el factor tiempo, ¿tenemos tiempo para todo?, ¿por qué hay gente que tiene tiempo para todo y otros no tenemos tiempo para nada? Organización, organizarse el tiempo, saber priorizar que es lo más importante para nosotros. Normalmente perdemos el tiempo en cosas banales y luego en las realmente importantes, las dejamos de lado o para el final y claro como no podía ser de otra manera nos quedamos sin tiempo.

En la entrevista el entrevistador pregunta: ¿Qué es lo más importante para ti? Estar en paz, ¿entonces que tenemos que hacer?, meditar, pues tenemos que dedicarle tiempo a la meditación, a hacer deporte, a las relaciones con lo demás y a todo aquello que nos de tranquilidad y paz.

En otro momento le pregunta ¿Cuál es el sentido de la vida? En mi caso ayudar a los demás, quizás por esta frase estoy escribiendo este artículo en mí blog, hay un libro que siempre tengo en mi mente cuando quiero buscarle el sentido a la vida o cuando ando un poco perdido “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl publicado en 1945, nos pasamos media vida buscando el sentido a la vida, como sí la vida tuviera un sentido.

Nuestro autor psiquiatra y judío vivió el holocausto nazi en toda su extensión, en un campo de concentración como prisionero de Auschwitz y pasó por los horrores más grandes que una persona puede vivir y sentir, y que no nos podemos ni imaginar, a pesar de todas esas penalidades siguió luchando por vivir e intentar sobrevivir, su propósito era ese sobrevivir para poder contar las atrocidades que pueden cometer las personas que nos llamamos civilizadas. ¿Cómo nos podemos poner una careta y mirar hacia otro lado? ¿Cómo el pueblo alemán fue capaz de cometer salvaje infamia? Frankl perdió a toda su familia y su único fin, era ayudar a otras personas a encontrar su propósito en la vida, a que cada cual encuentre ese camino a veces tortuoso y otras feliz, que se nos presenta esquivo.

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas —la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias— para decidir su propio camino”.

-Viktor Frankl-

En nuestro periplo por la vida tenemos momento de felicidad, de sufrimiento, de alegrías y de penas y por eso ante la adversidad tenemos que sacar fuerzas y tener claro nuestro propósito, Viktor en su libro nos explica que no hay nada peor que sentir que nuestro sufrimiento no sirve para nada, como que nuestro dolor cae en un saco roto, cuando le damos un significado y tenemos esperanzas de superarlo, que ese sufrimiento haya servido para algo, que ha merecido la pena, aunque en el fondo, fondo no lo sé. ¿Realmente el sufrimiento tiene un significado?

A veces la vida no es justa, y no la entendemos y nos esforzamos en buscarle una explicación a todo lo que nos ocurre; ¿es que queremos saber por qué nos ocurren esas cosas tan malas?, pero, ¿y sí no tienen explicación?, ha ocurrido y ya está, la vida sigue y no la podemos cambiar, pero si podemos cambiar nuestra actitud hacia lo que nos pasa, a como la afrontamos.

Aunque sufras, ten claro un propósito: hallarás fuerzas”

-Viktor Frankl-

Yoga #1

Ayer di mi primera clase de yoga después de catorce meses, ¿y por qué tanto tiempo?, eso quisiera saber yo. Cuando lo dejé, fue en agosto del año pasado, con el propósito de volver después del verano, cuando aflojara un poco el calor, o eso creía yo, esa fue mi primera intención, el tiempo ya se tomó un respiro más grande.

¿El motivo? Lo desconozco, quizás fue un poco de desmotivación, desilusión había días que tenía que obligar a la gente a que asistieran y eso no me gusta, en cambio otros estaba la clase llena, era como una noria y se ve que mis ánimos también, no porque pensara que era una pérdida de tiempo, por tener tan pocos alumnos para dar la clase que en el fondo eso me daba igual, o eso creía, pensaba y lo sigo pensando que con que viniera uno me daba por satisfecho.

Pero hay momentos que también hace falta que el que imparte la clase esté con ganas de transmitir esas buenas sensaciones, contagiar el espíritu del yoga, que tenga esa ilusión por hacerles participe de todo lo que el yoga me ha dado y como me siento de bien cuando lo práctico.

La pereza también se apoderó de mí, como que lo fuí dejando y dejando, posponiéndolo sin fecha, más adelante, la semana que viene, el mes que viene y así, un sin parar

También creía que yo debía de dar clases con alguien para compartir mis inquietudes y mis temores, este invierno he asistido a algunas clases de yoga que me ha servido para coger fuerzas y para ver otra realidad distinta a la mía y a mi propia experiencia. En el fondo a todos los que amamos el yoga nos une esa forma de vida, tenemos la misma filosofía

Lo importante, ante la insistencia de algunos alumnos me decidí a empezar a impartir las clases después del verano, ya se lo había comentado a algunos, pero de alguna forma lo seguía posponiendo y el día 4 de octubre ya no tenía más excusas para no darla, era como una responsabilidad moral, un compromiso.

Hay momentos que las fuerzas te abandonan y eso era lo que me pasaba, no sabía el porqué, pero así era. Si me puse a dar la clase fue un poco por vergüenza.

Y como ya no tenía excusas y encima parece que tenía fuerzas, una semana antes lo comuniqué, para que se apuntaran en una lista los interesados. Cuando por la mañana pregunto al responsable de la lista me dice que se habían apuntado nueve. Luego asisten ocho, genial buen número.

Por la tarde, leo un poco de literatura de yoga, para motivarme y hablarles algo de yoga, que al principio siempre me gusta dedicarles unas palabras y darles una pequeña explicación de la clase. Y como quedaban pocos o solo dos de los que ya les había dado anteriormente, empiezo prácticamente de cero, les digo; en que consiste el yoga, que es más que unos estiramientos o que una gimnasia que para mí es eso y más, una filosofía de vida una forma de entenderla, que tiene muchas ramas, que los asanas, y el yoga físico son lo que más conocemos pero que hay un muchas ramas que conforman el árbol del yoga y les intento inculcar lo que yo siento y el cambio que se puede experimentar con el yoga.

Practicamos unas respiraciones, unos asanas, una relajación consciente y profunda y un poco de meditación con la recitación de un mantra. Todo muy despacito y explicándole en cada momento lo que estamos haciendo, por lo que me trasmiten parece ser que les ha gustado, yo por lo menos intento hacerlo lo mejor que sé.

Creo, que yo tenía más ganas que ellos de dar la clase y que me ha venido mejor, eso que cuando terminas estas con una paz de saber que has hecho las cosas bien. A los alumnos creo que también les ha gustado y también les ha venido bien y con eso me siento satisfecho, ya hemos quedado para la siguiente y espero poder transmitirles paz, tranquilidad y equilibrio en mis clases. Esto es como todo a unos les viene bien, a otros regular y otros no se sienten cómodos en las clases o simplemente no les gusta.

Entender que el yoga es más y nos puede cambiar es lo que intento transmitir, pero eso lo tienen que ir sintiendo poco a poco, a mi desde luego me ha ido muy bien y quiero que a ellos también les sirva en su día a día.

El yoga no es la solución a los grandes problemas que nos pasan, porque los problemas están ahí y nos van a seguir pasando, pero sí, cuando practicas asiduamente, sabes valorar la gravedad y lo poco importantes que son a veces esos por los que más nos preocupamos, esa mente de momo saltando de rama en rama, con el yoga y sobre todo con la meditación tenemos esa herramienta para pausar un poco nuestra mente, aparcarlo y dejar correr el problema.

No sé, durante cuánto tiempo voy a estar dando clases, de momento de aquí a la eternidad, cuando no tenga nada que transmitir y mis fuerzas se me agoten volveré a otro tema, pero de momento estoy muy ilusionado y también claro por la respuesta y lo contentos que veo a mis alumnos.

Namaste.

Jueves

Jueves | La Oreja de Van Gogh

https://www.youtube.com/watch?v=jzvnFbsXxxA

Si fuera más guapa y un poco más lista
Si fuera especial, si fuera de revista
Tendría el valor de cruzar el vagón
Y preguntarte quién eres

Te sientas en frente y ni te imaginas
Que llevo por ti mi falda más bonita
Y al verte lanzar un bostezo al cristal
Se inundan mis pupilas

De pronto me miras, te miro y suspiras
Yo cierro los ojos, tú apartas la vista
Apenas respiro, me hago pequeñita
Y me pongo a temblar

Y así pasan los días, de lunes a viernes
Como las golondrinas del poema de Bécquer
De estación a estación, enfrente tú y yo
Va y viene el silencio

De pronto me miras, te miro y suspiras
Yo cierro los ojos, tú apartas la vista
Apenas respiro, me hago pequeñita
Y me pongo a temblar

Y entonces ocurre, despiertan mis labios
Pronuncian tu nombre tartamudeando
Supongo que piensas qué chica más tonta
Y me quiero morir

Pero el tiempo se para y te acercas diciendo
Yo no te conozco y ya te echaba de menos
Cada mañana rechazo el directo
Y elijo este tren

Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado
Un día especial este once de marzo
Me tomas la mano, llegamos a un túnel
Que apaga la luz

Te encuentro la cara, gracias a mis manos
Me vuelvo valiente y te beso en los labios
Dices que me quieres y yo te regalo
El último soplo de mi corazón

Me encuentro con esta canción a través de mi compañero y amigo Antonio, me comenta que la clase de historia que va a impartir, tratará sobre canciones, pero no canciones normales sino aquellas que tengan un algo que decir que hayan sido escritas por un acontecimiento o un trasfondo distinto del propio autor. Cuando llego lo veo poniendo un mini altavoz en la oficina y enchufándolo a la corriente, parece ser que no tiene batería y lo está cargando; para por la tarde conectarlo al móvil para dar su clase, lo miro con cara de asombro, no sabía que tenía que ver la música con la historia.

Me empieza a contar que ha elegido sobre once canciones, de la primera que me habla es la de “jueves” de la Oreja de Van Gogh, me la pone en su super altavoz y empieza a sonar, los acordes celestiales la voz hipnótica, como una balada candada por ángeles, en un principio no me quedo mucho con la letra, pero según lo voy escuchando empiezo a entender, preciosa, mejor escucharla. Yo ya la había escuchado, pero sin su significado y el porqué fue escrita, cuando la escuchas o mejor, ves el vídeo en YouTube, los pelos como escarpias y no lloro porque no me sale, pero los ojos vidriosos y con ganas me quedo. Seguiré más adelante.

La segunda canción; la del muelle de San Blas de Maná. Una novia que se queda esperando a su novio en el muelle a que vuelva en su barco y como este no regresa, se queda compuesta y sin novio. Parece que al final se le va un poco la cabeza, lo que parecía romántico se fue perdiendo por la locura del amor, dichosa locura. La letra es preciosa, “El partió en un barco en el muelle de San Blas… él juro que volvería y ella que lo esperaría… con el mismo vestido que no se fuera a equivocar… sus ojos se llenaron de amaneceres, pero ningún barco a su amor le devolvía …en su pueblo le decían la loca del muelle de San Blas…”

https://www.youtube.com/watch?v=uAD_1JaBrv4

Otra de Maná, la dedicada a Chico Mendes por allí por los ochenta un activista, por llamarlo de alguna manera, que empezó a protestar y a ganarse enemigos por plantarle cara a los desalmados que empezaron a destruir el Amazonas y por ser un verdadero incordio y como no podía ser de otra manera cuando hay dinero de por medio, se lo cargaron, se convirtió en el primero ecologista por la lucha del Amazona “ a Chico Mendes lo mataron …el murió a sangre fría …cuando los ángeles lloran …un ángel caído…”

https://www.youtube.com/watch?v=teprNzF6J1I

Me hablo de otras dos del Sabina, la de Princesa, su amiga o media novia, una preciosidad que se viene con él al Madrid de los ochenta y se mete en el mundo de la droga y más concretamente de la heroína y cuando al tiempo la vuelve a ver, su belleza se transformó en sufrimiento y en otra persona totalmente desconocida, “…en apenas dos años , la princesa de la boca de fresa…ahora es demasiado tarde princesa, búscate otro perro que te ladre princesa.. cuantas veces hubiera dado la vida entera para que tú me pidieras llevarte el equipaje…no me pidas que me pase la vida pagándote fianzas…”

También del Sabina me comenta otra canción de unos ladrones que le intentan robar y “…le dicen te pareces al Sabina ese que canta” lo reconocen y se va con ellos de marcha, al tiempo a través de una foto en un periódico reconoce a uno de los atracadores, habían asaltado el chalet de un millonario y cuando salió lo esperaba la policía, policía , mucha policía…y como no podía ser de otra manera le tenía que dedicar una canción, “Pacto entre caballeros”

No quiero repetir lo que ya he hecho mi amigo Antonio, sino que me han entrado unas ganas inevitables de escribir, después de escuchar la canción no me la podía quitar de la cabeza, me resonaba y la repetía inconscientemente, era un necesidad de escribir sobre ella, era como un algo superior que me obligaba a escribir sobe la historia de los trenes, el atentado y de ese amor de película que termina mal, que ambos mueren, que por lo menos se quedan abrazados y que ese último aliento de su corazón se lo dedica a su amado.

Realmente no sé qué es verdad y que es ficción, lo que sí puedo decir hasta lo que llevo leído que es poco, que está canción nace de un diario que apareció en el tren el día de los atentados del 11 M de Madrid del 2004, y nos cuenta su amor, lo que sentía, lo que le paso por su cabecita…

11 m tren

El atentado del 11 M ha sido el acto terrorista más execrable que ha sufrido España en toda su democracia he hizo tambalear sus cimientos por su brutalidad y por un gobierno que no supo manejar la situación a tres días de unas elecciones generales, sobre las ocho de la mañana de ese fatídico día, estallan tres bombas cerca de la estación de Atocha y otras en otros trenes.

192 personas fueron asesinadas y más de mil resultaron heridos en los atentados perpetrados por los terroristas de Al Qaeda. Después de quince años y con un agujero en el corazón nos seguimos preguntando el por qué de esa barbaridad, ¿qué querían los terroristas?, crear pánico, ¿qué sintiéramos miedo?, mucho dolor, ¿tanto sufrimiento, tiene algún significado y esas personas pueden vivir con tanto odio en su cabeza? Lo que sí puedo decir que la policía, los servicios de emergencias, personal sanitario y sobre todo la gente que pasaba por allí, respondieron con una entrega desinteresada como si se tratara de una catástrofe, que lo era, todos se remangaron y se pusieron a ayudar a quitar escombros, a recoger muertos, heridos, trozos de personas, por favor que mal suena, pero debo de decirlo, porque la realidad fue muy dura.

11M País

Entre las pertenecías se encontró un diario de la chica enamorada de un chico que viajaba con ella y solo se conocían de vista de verse en el tren y parece ser que ese día se había decidido a contárselo, voy a intentar explicarlo un poco mejor con la letra de la canción.

Volviendo a la canción de jueves, la chica enamorada cogía todos los días en mismo tren de lunes a jueves para encontrarse con su amor platónico, me imagino que en Madrid eso sería complicado, pero… con esa ilusión o anhelo vivía, me ha impactado mucho la estrofa, “Y ni te imaginas que llevo por ti mi falda más bonita”, para que él la mirara, y ese día fatídico del 11 de marzo, jueves se decide a hablar con él y manifestarle su amor, “…y entonces ocurre, despiertan mis labios, pronuncian tu nombre tartamudeando, supongo que piensas que chica más tonta y me quiero morir”

Más delante el chico le confiesa que él también estaba enamorado de ella “…me tomas la mano… llegamos a un túnel que apaga la luz”. Qué bonito le toma la mano que acto más romántico y que declaración de amor; “… me vuelvo valiente y te beso en los labios”. A continuación, la gran explosión y se apaga la luz y sus vidas y nuestra chica enamorada tiene todavía fuerza para besarle en los labios, qué bonito, “Dices que me quieres y yo te regalo el último soplo de mi corazón” Y se termina la historia de amor y comienza el terror del atentado.

Me imagino que murieron los dos en el atentado, también pudo sobrevivir uno o los dos, eso lo desconocemos hasta donde he podido documentarme. Lo que, si sé que la historia es muy bonita y triste a la vez, hay gente que no le gusta los finales dónde mueren los protagonistas, en este caso, la vida y el destino se impone y gana esa realidad que no entendemos, pero que es la que nos toca vivir, lo que sí me gusta que gana el amor entre tanto odio.

Open Arms

Qué vergüenza siento con lo que están haciendo con esa pobre gente, esas personas que están viniendo a Europa para que se les trate con dignidad y nosotros los ignoramos, les dejamos abandonados en medio del mar a su suerte, no queremos mirar, no los queremos ver. Qué vergüenza siento por las Instituciones Europeas por los políticos europeos, por nuestros políticos españoles, con la demagogia, por la utilización política que se está haciendo con sus vidas.

Vamos a intentar dar luz y sombras al tema:

Primero, vienen a Europa porque en sus países no pueden vivir son perseguidos por sus ideas, por ser como son o por nada. Otros solo quieren comer, que no es poco, el hambre es muy mala. Lo único que les espera es la muerte. Lo tienen todo perdido.

Segundo, quién quiere abandonar sus países y embarcarse en una patera para jugarse la vida, la mayoría no saben ni nadar, encima vienen con niños pequeños que son su más preciado tesoro.

Tercero, que derecho tenemos nosotros para poner fronteras a la vida, tienen derecho a vivir y a poder ir a donde quieran, el hambre y el miedo tienen perdón.

Cuarto, que derecho tenemos nosotros para impedirles que vengan a Europa y si fuéramos nosotros los que fuéramos en la patera, que pasaría, sería diferente, que egoístas somos.

Desde luego, las Instituciones Europeas se han cubierto de gloria, en este caso por lo menos, no han hecho nada, no sé si podían haber hecho más, pero ha quedado demostrada su poca fuerza a la hora de tomar decisiones. Me da la sensación que tenemos miedo a perder lo poco que tenemos que van a venir estos negritos, blanquitos o azulitos, nos van a quitar nuestros trabajos, se van a llevar todas las subvenciones y va a haber más inseguridad. Que cobardes que somos y si fuera al revés que diríamos. No me lo puedo creer, nos hemos convertido en unos desalmados, no tenemos sentimientos, se nos ha endurecido el corazón, por favor que son personas que sufren, que respiran que quieren vivir.

gdy212-europe-migrants-081_10383303_20190816190835.jpg

Cuando me planteé, escribir sobre este tema todavía el barco estaba anclado cerca de Lampedusa y hoy me entero que ya han sido liberados por una intervención judicial, la fiscalía italiana se personó en el barco para ver en situ las condiciones higiénico sanitarias en que se encontraban y ante esta situación lamentable, la Autoridad Judicial ha secuestrado el barco, que lo tiene como en cuarentena y los inmigrantes están en un centro de acogida en la isla italiana de Lampedusa y cuando pasen unas cuarenta y ocho horas se repartirán entre los países que se han ofrecidos a recibirlos, creo que España es uno de ellos y quiero recordar que nos corresponden quince, como si fuera una tómbola, que pena.

Parece que por lo menos este drama ha terminado, ahora nos toca el siguiente, esto se lleva repitiendo tiempo y seguirá repitiendo hasta que esas personas puedan vivir en sus países, porque por muchas alambradas y mares que haya de por medio seguirán viniendo, habrá mafias que trafiquen y se enriquezcan con ellos, si, con la carne humana con su sufrimiento e ilusiones y gobiernos que miren para otro lado.

También me entero que el gobierno de España ha mandado un buque de la armada para recogerlos y que, aunque ya no hace falta va de camino para lo que pueda suceder, la verdad no sé si es para recogerlos o para intentar demostrar que ha hecho algo.

Lo del Gobierno Italiano y lo del Salvini, eso no tiene nombre, menudo personaje, no quiero entrar mucho que se me estremece el corazón, ese por llamarlo de alguna forma tendrá familia, que pena que me dan. En fin, España sus políticos y la Unión Europea no se quedan atrás, palabras solo palabras, que están haciendo todo lo que pueden y en eso se queda todo. En fin, una vergüenza y un sin querer, haciendo o mejor no haciendo.

Una noticia en EL ESPAÑOL relacionado con lo escrito y que me llamó poderosamente la atención, el propietario del Open Arms Óscar Camps activista pro-derechos humanos, en un artículo extenso relata toda su trayectoria empresarial y los problemas laborales con sus trabajadores.

Dejo el enlace debajo para el que esté interesado que lo lea…

https://www.elespanol.com/reportajes/20190818/desmontando-oscar-camps-open-arms-migrantes-empleados/422208070_0.html

El titular es de lo más llamativo: “Desmontando a Óscar Camps: el dueño del Open Arms salva inmigrantes, pero abandona a sus empleados”

“Huelgas indefinidas, condenas por vulneración de los derechos laborales y acusaciones por las condiciones laborales en su empresa de socorrismo planean sobre el activista”.

En el 2016 fue nombrado Catalán del año por su labor humanitaria en el salvamento de inmigrantes, este personaje tiene empresas de socorrismo y sus empleados le denuncian y se ponen de huelga indefinida por jornadas inacabables, salarios vergonzosos, horas que exceden de las fijadas en los convenios, en definitiva que tenía a sus trabajadores en unas condiciones precarias, se le acusa también de fraude en la contratación, persecución sindical encima de todo no asiste a los juicios, bueno, un perla .

Screenshot_20190823-081543.png

Lo que no logro entender como una persona que se dedica a la acción humanitaria puede tratar así a sus trabajadores, primero tenemos que limpiar nuestra casa y luego ya nos ocuparemos del resto, quitando que lo cortés no quita lo valiente, no tiene nada que ver una cosa con la otra, lo que está haciendo en el Mediterráneo es digno de admiración y de respeto, pero en la parte del debe, en su lado oscuro las condiciones laborales que tiene a sus trabajadores, eso no tiene nombre, según la información del EL ESPAÑOL en 2015 se quita de en medio de la empresa de socorrismo, pero dicen sus empleados que sigue en la sombra mandando.

Las informaciones que se ofrecen siempre son sesgadas y las verdades a medias según las cuenten, los cierto que ha sido condenado en los tribunales según este artículo.

Cada cual que saque sus propias conclusiones, tiene un lado mediático de labor humanitaria y un lado oscuro de empresario negrero con sus trabajadores, de héroe a villano. Yo personalmente no lo entiendo, solo lo quería exponer y me imagino que cada uno tendremos nuestra propia opinión.

También quiero deciros que tenía la entrada escrita y cuando he ido a publicarla se me había borrado la mitad, da rabia, no sabía si seguir o dejarlo, pero como ya había decidido escribirla la he vuelto a reescribir, por esta gente, no sé si mejor o peor, pero creo que la idea que quería trasmitir la he seguido manteniendo. Espero que estas crisis humanitarias sirvan para darnos cuenta de que hay gente como nosotros que lo está pasando mal y quedarse sentado en el sofá mirando la tele no es una opción, debemos de contribuir con lo que podamos para que nuestros gobiernos tomen medidas o por lo menos que lo intenten.

Screenshot_20190823-081354.png