Diario del coronavirus. Parte XVIII

Haces cinco días una noticia, nos impacto, nos desanimó, nos hundía en la desesperanza, la Universidad de Oxford, paraba la fase tres del proyecto de la vacuna contra La Covid-19, una de las personas que se habían sometido al experimento, había tenido una reacción adversa, era una posibilidad que podían pasar, entre un muestreo tan grande de gente, es normal que alguno tenga alguna reacción, entraba dentro de las posibilidades, pero claro, esto suponía, un parón, en el caso que nos ocupa, tener la vacuna es una guerra contra el tiempo y es de suma importancia, que este lista lo antes posible.

A pesar de todo, si algo nos demuestra esto, es que los investigadores y la industria farmacéutica, están poniendo todas las medidas de controles necesarios para que llegue a buen puerto, sí, con prisas y en tiempo récord, pero haciéndolo bien, yo  por lo menos así lo siento y lo creo.

Bueno, pues, me he puesto escribir después de leer que continúan con los ensayos, que ha sido una reacción adversa qué, en principio, no tiene que ver nada con la vacuna, o sí, tampoco   sé exactamente lo que ha pasado, pero que continúan y de momento con eso me conformo. No soy un entendido, pero todos los medicamentos que conozco tienen unos prospectos de reacciones adversas y por esos no dejamos de tomárnoslo, en general nos va a venir mejor, en fin, el tiempo lo dirá y, un poco de esperanza no nos viene mal, que ya estamos cansados de tanta mala noticia de propagación por todos los sitios.

La verdad, que no tenía ganas de escribir en el diario del coronavirus, me apetecía más contaros otras cosas, pero tumbado en la colchoneta con la mente perdida, y después de leer la noticia de la continuación de los ensayos, me  han entrado ganas,  de trasmitir buenas noticias, me he dicho a mí mismo, voy a leer primero todo lo que llevo escrito sobre el diario y así me hago una idea del estado del diario; que no me acordaba por dónde iban los tiros. He empezado por la parte uno y he llegado solo hasta el cuatro. Mañana sigo, es más largo de lo que me creía, sí que escribí, me voy a poner a escribir las cuatro letras que tenía en mente, que si no se me olvida y leeré un poco cada día, para ir cogiéndole al aire.

Hay una pregunta que me desconcierta y que a todos nos lleva de cabeza, si en teoría estamos haciendo las cosas medio bien en general, ¿por qué somos el país con más casos de coronavirus en Europa? Según el Financial Times: “España está experimentando un aumento de casos impulsados ​​por factores sociales y problemas de gobernanza”, qué quiere esto decir, en este articulo desgrana los factores por los cuales somos el peor país en contagios.

¿La gran pregunta es: por qué las cosas han ido tan mal? Nos ofrecen tres razones de este comportamiento, la primera: “Fiesta como si no hubiera mañana”. “Los políticos españoles han intensificado las críticas a los jóvenes por propagar el virus a través de la fiesta y la socialización”. Nos guste más o menos, los españoles somos así, somos sociables, nos gusta la gente y estar con la gente. Y entiendo perfectamente a los jóvenes, pero deben de tomar todas las medidas higiénicas sanitarias, que también conviven con nosotros.

“Una práctica que está causando preocupación es el botellón: grandes grupos bebiendo en lugares públicos como una alternativa barata a los bares”. Esta situación,  se está intentando controlar y están implicando a las policías locales. También a través de las redes sociales. “Esto no es un juego “. “Nos jugamos mucho: la vida”.

Sin embargo, con mucho, el lugar de infección más frecuente son los hogares, que representan la mitad de todos los casos en los que se conoce la causa. Si bien el uso de mascarillas en la calle se ha vuelto obligatorio, no está claro que hayamos entendido completamente el riesgo de infección en el hogar, ni en las reuniones de amigos.

La segunda causa que enumera el periódico inglés es: “El problema de la descoordinación por la polarización política de España y su modelo descentralizado de la sanidad pública. Pedro Sánchez, primer ministro, insiste en que el manejo de la pandemia es ahora principalmente responsabilidad de las comunidades del país. Las comunidades responden que el gobierno central debe brindar más liderazgo”. No sabemos lo que queremos, cuando el gobierno central asumió todo el control de la pandemia durante el estado de alarma, todo eran críticas por asumir competencias que no eran suyas y que ellos iban a saber mejor gestionar la crisis, y ahora falta de liderazgo, quizás sea un mezcal de ambas. Lo que está claro que esta fragmentación en la toma de decisiones, parece ser un factor a tener en cuenta.

Y por último, el tercer factor, la demografía del país, su aglomeración en grandes urbes y su forma de vida, en pequeños apartamentos: “No solo las personas más desfavorecidas de España a menudo se apiñan en pequeños apartamentos, el país en su conjunto está más densamente poblado de lo que a menudo se imagina, con casi toda su población concentrada en aproximadamente el 13 por ciento de su masa terrestre”. Que nos quiere decir, que vivimos muy apretados, muy juntitos, es lo que hay, que hacemos si somos un país pobre y no tenemos para vivir en chalets, en fin.

He querido, exponer las razones del súper-contagio que se está produciendo en España, visto desde fuera, que parece que se ve con más imparcialidad, me imagino que serán estas tres y muchas más que se nos escapan, y que no tienen una explicación real o racional, que somos un país diferente, no hace falta que vengan los ingleses a decírnoslo, porque ya lo sabemos, Spain is differrent. 

Ah, también os quería decir que no he tenido ganas de seguir leyendo mi diario del coronavirus, cuando termine esta pesadilla, lo leeré tranquilamente, e intentaré hacer algo con él, alguna recopilación.

El día 14 de septiembre, se cumplió seis meses del estado de alarma, parece mentira que ya hayan pasado y, yo diría que muy lentos, lentísimos por favor, me da la sensación que llevamos media vida, cómo nos hemos acostumbrado a las mascarilla y ha esta vida de miedo. Nos han pasado muchas cosas, hemos estado confinados o confitados en nuestras casas, algo impensable, hemos asistido y seguimos en la mayor crisis sanitaria  a nivel mundial que se recuerda en los últimos tiempos, somos testigos de la crisis económica más grande desde la gran depresión del 29.

Y eso no es lo peor, lo peor es, que esto no ha terminado, que todavía no sabemos hasta donde va a llegar, que nos queda un camino por recorrer, que estamos asistiendo a un resurgimiento  de la pandemia.

He expuesto anteriormente las razones objetivas de este renacer del bicho en España. Sinceramente, creo, que nadie  sabe lo que está pasando en este País. Lo que sí está claro, que el virus empieza a campar  a sus anchas, por la ancha  Castilla, descontrolado, principalmente por Madrid y se está extendiendo de nuevo por las comunidades limítrofes y más…se está estudiando la posibilidad de empezar a abrir hospitales de campaña, Ifema…

Seguimos un poco mejor que al principio, sabemos más del coronavirus, sabemos más como combatirlo, pero nuestro grado de resistencia  hacia las consecuencias de la pandemia, y en general los sanitarios, es de cansancio, de hastió, están quemados. Ya sabemos que está era un carrera de fondo y no debemos de desmotivarnos, hemos pasado por bajones y creo que estamos en uno de ellos, el panorama no da para mucha esperanza. Esto pasará, tomaremos las medidas adecuadas, confinamientos parciales de zonas afectadas, con limitación de movimiento para no extender la pandemia, tiraremos hacia adelante.

Un confinamiento general, lo veo imposible, inadmisible por la economía del país y la particular de cada casa. La gente lo está pasando mal, se han perdido muchos trabajos y muchas tragedias familiares se siguen viviendo, tenemos que trabajar, los que podamos, olvidarnos un poco de la epidemia, sin bajar la guardia, pero mirando hacia delante, vivir, simplemente vivir y trabajar. Sentirnos útiles y por supuesto llevar dinero a la economía familiar y entre todos terminaremos ganando esta maldita guerra.

Cambio climático

La Cumbre del clima en Madrid, Diciembre 2019, se debería llamar del cambio climático, esta cumbre de países y de buenas intenciones, que es lo primero que tienen que tener y esperemos que no sea lo único, se celebra en Madrid después que Chile declinara hacerla por problemas internos, disturbios por una subida de impuestos, lo que empezó con un incremento del precio de los trasportes urbanos, se ha convertido en una de las mayores crisis de los últimos tiempos, añadiendo encima la dureza en su represión. Siempre había pensado que Chile era un país de los más avanzados en derechos de América del Sur. Algo está pasando en Sudamérica, es como una ola de movimientos sociales, que se está propagando, es una marejada que está removiendo los cimientos políticos.

Madrid en un tiempo récord ha organizado un evento de unas dimensiones imaginables, en cuanto a medidas de seguridad e infraestructuras, representantes de más de 200 países se reúnen para decidir el futuro del planeta, con todo lo que conlleva.

Me hago estas preguntas: ¿Cuánto nos va a costar? ¿Qué ganamos con esto? ¿La cumbre sirve para algo? ¿Es necesario montar esta feria? ¿La cumbre de París de hace cuatro años ha servido para algo aparte de buenas intenciones?

Los países más ricos, el G 20, contaminan, emiten a nuestra atmósfera el 80 por ciento del CO2 de todo el planeta, resulta que el carbón y el petróleo es más barato que las energías renovables, que hay que invertir en investigación y ya están montadas las fábricas, los motores y todo para que funcionen echando humo por doquier y cómo le podemos pedir a los países pobres que no contaminen, ¡con qué derecho¡ Tenemos que empezar por nosotros y quién le dice algo a Estados Unidos que ha mandado a un representante de segundo nivel, ¿qué importancia le da?, una vergüenza, eso es lo que es, y a China, y a India, sin comentarios.

La Tierra madre está sufriendo por nosotros, nos ha dado la vida, se lo debemos todo y así se lo agradecemos, llenándola de humo, de plásticos, de basura, cortando árboles, quemando bosques, matando animales, construyendo con hormigón por todos los sitios, ¿qué nos está pasando?, ¿nos hemos vueltos locos? La verdad, que la conciencia por el medio ambiente, es reciente, hasta hace poco solo nos preocupábamos por comer y sobrevivir, ha sido en este siglo y finales del pasado cuando el boom económico ha hecho que nos convirtamos en algo dañino para la Madre Tierra, nos hemos multiplicado, nos hemos convertido en una plaga que no tiene fin, nos reproducimos y lo poblamos todo, queremos habitar en todos los espacios, queremos comer y vivir a costa de lo que sea y ya ha llegado el momento de saber que sí, que se puede y se debe vivir de otra forma, que la tierra no solo es nuestra, que nosotros somos uno mas de sus habitantes, que no somos necesarios para su existencia, que dentro de 1000 años a este paso no quedará nada y menos todavía nosotros, por favor vamos a cuidarla, que es mas que nuestra casa, la cual limpiamos, pintamos y atendemos, vamos a cuidar nuestro planeta, que no tenemos otro, que somos nosotros, que nos da vida, que nos lo da todo.

Me viene a la cabeza la canción de Macaco, “Tierra Madre”, https://www.youtube.com/watch?v=iZWryw2eFjI, me encanta Macaco por su implicación por el medio ambiente, por sus canciones tan comprometidas, por lo que trasmite en sus canciones, por su temática y que más puedo decir, que de mayor quiero ser como él.

Y nos queremos ir a Marte a vivir, estamos locos, locos…Si tenemos nuestra tierra que es preciosa…parece que no estamos conforme con lo que tenemos y tenemos que buscar fuera, cuando lo tenemos todo dentro.

El cambio climático nos afecta en todas las facetas de nuestra vida, todo tiene una huella energética, es un indicador de lo que cuesta producir un bien o servicio, en cantidad de energía que contamina nuestro entorno y la huella ambiental es impacto ambiental generado por la demanda de esos bienes o servicios. Así a groso modo y no sé, sí está bien explicado, es un término relativamente nuevo que lo están aplicando para todo. Está claro que lo que producimos tiene un coste en energía, pero por eso, ¿no vamos a dejar de respirar?, o sí, es broma, debemos de ser consecuentes, esto es una cuestión de todos y todos debemos de poner nuestro pequeño grano de arena para hacer un mundo mas sostenible, y contribuir con el ahorro de agua, reciclar, consumir lo necesario, utilizar medios de transportes más ecológicos, la bici por ejemplo, consumir productos locales, y todas las medidas que se nos ocurran para ayudar a la Tierra y a nosotros mismos.

Las consecuencias del cambio climático ya la sabemos, el calentamiento del planeta por el efecto invernadero y todo lo que lleva consigo, el deshielo de los polos, lluvias torrenciales, temperaturas más extremas, desertificación… un cambio en el ecosistema, y como afecta todo esto a las plantas, a los animales y por supuesto a nosotros.

Iba a hablar un poco de la Cumbre, pero me he quedado sin ganas, ya están todos los telediarios y radios a todas horas: bla-bla-bla… en fin, esperemos que sirva para algo, y que por lo menos los acuerdos a lo que lleguen se apliquen y empecemos a tener una conciencia ecológica y le demos la importancia que se merece, que se dé un paso hacia a delante que ya hemos dado muchos hacia atrás.

Open Arms

Qué vergüenza siento con lo que están haciendo con esa pobre gente, esas personas que están viniendo a Europa para que se les trate con dignidad y nosotros los ignoramos, les dejamos abandonados en medio del mar a su suerte, no queremos mirar, no los queremos ver. Qué vergüenza siento por las Instituciones Europeas por los políticos europeos, por nuestros políticos españoles, con la demagogia, por la utilización política que se está haciendo con sus vidas.

Vamos a intentar dar luz y sombras al tema:

Primero, vienen a Europa porque en sus países no pueden vivir son perseguidos por sus ideas, por ser como son o por nada. Otros solo quieren comer, que no es poco, el hambre es muy mala. Lo único que les espera es la muerte. Lo tienen todo perdido.

Segundo, quién quiere abandonar sus países y embarcarse en una patera para jugarse la vida, la mayoría no saben ni nadar, encima vienen con niños pequeños que son su más preciado tesoro.

Tercero, que derecho tenemos nosotros para poner fronteras a la vida, tienen derecho a vivir y a poder ir a donde quieran, el hambre y el miedo tienen perdón.

Cuarto, que derecho tenemos nosotros para impedirles que vengan a Europa y si fuéramos nosotros los que fuéramos en la patera, que pasaría, sería diferente, que egoístas somos.

Desde luego, las Instituciones Europeas se han cubierto de gloria, en este caso por lo menos, no han hecho nada, no sé si podían haber hecho más, pero ha quedado demostrada su poca fuerza a la hora de tomar decisiones. Me da la sensación que tenemos miedo a perder lo poco que tenemos que van a venir estos negritos, blanquitos o azulitos, nos van a quitar nuestros trabajos, se van a llevar todas las subvenciones y va a haber más inseguridad. Que cobardes que somos y si fuera al revés que diríamos. No me lo puedo creer, nos hemos convertido en unos desalmados, no tenemos sentimientos, se nos ha endurecido el corazón, por favor que son personas que sufren, que respiran que quieren vivir.

gdy212-europe-migrants-081_10383303_20190816190835.jpg

Cuando me planteé, escribir sobre este tema todavía el barco estaba anclado cerca de Lampedusa y hoy me entero que ya han sido liberados por una intervención judicial, la fiscalía italiana se personó en el barco para ver en situ las condiciones higiénico sanitarias en que se encontraban y ante esta situación lamentable, la Autoridad Judicial ha secuestrado el barco, que lo tiene como en cuarentena y los inmigrantes están en un centro de acogida en la isla italiana de Lampedusa y cuando pasen unas cuarenta y ocho horas se repartirán entre los países que se han ofrecidos a recibirlos, creo que España es uno de ellos y quiero recordar que nos corresponden quince, como si fuera una tómbola, que pena.

Parece que por lo menos este drama ha terminado, ahora nos toca el siguiente, esto se lleva repitiendo tiempo y seguirá repitiendo hasta que esas personas puedan vivir en sus países, porque por muchas alambradas y mares que haya de por medio seguirán viniendo, habrá mafias que trafiquen y se enriquezcan con ellos, si, con la carne humana con su sufrimiento e ilusiones y gobiernos que miren para otro lado.

También me entero que el gobierno de España ha mandado un buque de la armada para recogerlos y que, aunque ya no hace falta va de camino para lo que pueda suceder, la verdad no sé si es para recogerlos o para intentar demostrar que ha hecho algo.

Lo del Gobierno Italiano y lo del Salvini, eso no tiene nombre, menudo personaje, no quiero entrar mucho que se me estremece el corazón, ese por llamarlo de alguna forma tendrá familia, que pena que me dan. En fin, España sus políticos y la Unión Europea no se quedan atrás, palabras solo palabras, que están haciendo todo lo que pueden y en eso se queda todo. En fin, una vergüenza y un sin querer, haciendo o mejor no haciendo.

Una noticia en EL ESPAÑOL relacionado con lo escrito y que me llamó poderosamente la atención, el propietario del Open Arms Óscar Camps activista pro-derechos humanos, en un artículo extenso relata toda su trayectoria empresarial y los problemas laborales con sus trabajadores.

Dejo el enlace debajo para el que esté interesado que lo lea…

https://www.elespanol.com/reportajes/20190818/desmontando-oscar-camps-open-arms-migrantes-empleados/422208070_0.html

El titular es de lo más llamativo: “Desmontando a Óscar Camps: el dueño del Open Arms salva inmigrantes, pero abandona a sus empleados”

“Huelgas indefinidas, condenas por vulneración de los derechos laborales y acusaciones por las condiciones laborales en su empresa de socorrismo planean sobre el activista”.

En el 2016 fue nombrado Catalán del año por su labor humanitaria en el salvamento de inmigrantes, este personaje tiene empresas de socorrismo y sus empleados le denuncian y se ponen de huelga indefinida por jornadas inacabables, salarios vergonzosos, horas que exceden de las fijadas en los convenios, en definitiva que tenía a sus trabajadores en unas condiciones precarias, se le acusa también de fraude en la contratación, persecución sindical encima de todo no asiste a los juicios, bueno, un perla .

Screenshot_20190823-081543.png

Lo que no logro entender como una persona que se dedica a la acción humanitaria puede tratar así a sus trabajadores, primero tenemos que limpiar nuestra casa y luego ya nos ocuparemos del resto, quitando que lo cortés no quita lo valiente, no tiene nada que ver una cosa con la otra, lo que está haciendo en el Mediterráneo es digno de admiración y de respeto, pero en la parte del debe, en su lado oscuro las condiciones laborales que tiene a sus trabajadores, eso no tiene nombre, según la información del EL ESPAÑOL en 2015 se quita de en medio de la empresa de socorrismo, pero dicen sus empleados que sigue en la sombra mandando.

Las informaciones que se ofrecen siempre son sesgadas y las verdades a medias según las cuenten, los cierto que ha sido condenado en los tribunales según este artículo.

Cada cual que saque sus propias conclusiones, tiene un lado mediático de labor humanitaria y un lado oscuro de empresario negrero con sus trabajadores, de héroe a villano. Yo personalmente no lo entiendo, solo lo quería exponer y me imagino que cada uno tendremos nuestra propia opinión.

También quiero deciros que tenía la entrada escrita y cuando he ido a publicarla se me había borrado la mitad, da rabia, no sabía si seguir o dejarlo, pero como ya había decidido escribirla la he vuelto a reescribir, por esta gente, no sé si mejor o peor, pero creo que la idea que quería trasmitir la he seguido manteniendo. Espero que estas crisis humanitarias sirvan para darnos cuenta de que hay gente como nosotros que lo está pasando mal y quedarse sentado en el sofá mirando la tele no es una opción, debemos de contribuir con lo que podamos para que nuestros gobiernos tomen medidas o por lo menos que lo intenten.

Screenshot_20190823-081354.png

Memento mori

Leyendo el periódico, pasando páginas como el que cambia de canal sin mirar la televisión, leo “memento mori” me he quedo descolocado, anonadado, he intentado adivinar su significado, a ver si me dice algo, pero nada, que no me venía nada, sin saber, en un principio pensaba que era una inscripción en una lápida de algún individuo famoso o una frase lapidaria o una leyenda y ante esa curiosidad me tengo que poner a leerlo. El artículo es de Moisés S. Palmero Aranda, educador ambiental y escritor, he leído algún artículo suyo pero hasta ahora no me había llamado la atención, a partir de ahora lo seguiré; está editado en la Voz de Almería el 22 de junio de este año, a pesar de ser de política, que es de lo que menos me gusta, creo que la odio, será un mal necesario, pero mal, entrando en la cuestión se refiere a la constitución de los ayuntamientos y la investidura de alcaldes y concejales.

Empieza a contarnos lo presente que está Roma en nuestras vidas, en las tradiciones, en el derecho, en la economía, en el lenguaje, en nuestras ciudades, pero hay una costumbre que no debería haber desaparecido.

“Cuentan los historiadores, que cuando los emperadores y generales romanos desfilaban victoriosos y aclamados ante su pueblo, un esclavo, que sostenía una corona de laurel en sus cabezas, le susurraba al oído “memento mori” recuerda que morirás. El objetivo era que no olvidase su naturaleza finita, y cayese en la soberbia pensando que su poder era ilimitado y divino”

Me ha dejado impactado por su gran profundidad. Recuerda que morirás, en ese momento de gloria, de ser el más grande, de clímax, que verdad, que forma de humildad tan soberbia, de saberse igual a todos, la muerte esta ahí para hacernos iguales…

Recuerda que morirás, que te digan eso al oído para que seas consciente de tu limitada existencia y que más temprano que tarde morirás y no serás nada, nadie se acordará de ti, que te lo digan cuando estás en la cresta de la ola, cuando eres la persona más importante, cuando te están aplaudiendo y vitoreando por tus hazañas, cuando todos quieren ser tú o por lo menos estar en tu posición ahora, cuando te crees inmortal, cuando solo eres tú y tu arrogancia, que cura de humildad...

Se nos olvida que estamos de paso, que no somos nada, pero en eso también reside la vida, en creernos que somos importantes o por lo menos lo somos para algunas personas y para nosotros, bueno con esto vuelvo al final. Creernos el ombligo del mundo, que somos los mejores, tampoco, ni Juan ni Juanillo. Pues sí… esto se acaba y después del momento de gloria vienen muchos momentos dolorosos, o simplemente a vivir, a tu vida diaria, al día a día, a tus cosas cotidianas, con penas y alegrías.

Por eso no nos tenemos que preocupar, después del momento de gloria vendrá el momento de bajón y te quedarás solo y te abandonarán y no serás nadie, ni nada, tu espacio será ocupado por otro y pasarás al olvido.

Esto pasa mucho con los famosillos de la televisión, futbolistas y cantantes… ganan mucho dinero en muy poco tiempo, la fama los encumbra y luego la realidad es dura.

Con los políticos pasa más de lo mismo, se creen los Reyes del Mambo, los más listos de la clase, a mí no me van a pillar, solo pillan a los tontos, los súper hombres son de los tebeos, la realidad es que cuanto más listo eres más se te ve, eso de creerse que estás por encima del bien y del mal tiene sus consecuencias, me estoy acordando de el libro de “ La canción de Roldán” escrito por Fernando Sánchez Drago y que escribí allá por el 2015 un comentario en mi blog https://goyogalache.wordpress.com/2015/12/14/la-cancion-de-roldan/ Pues si Roldán de héroe a villano, como una persona aparentemente normal es atrapada por la ambición, el poder y el dinero. Recomiendo el libro y mi artículo. De los momentos de gloria pasó al hoyo más profundo, a ser abandonado por todos y a ser el malo, malísimo…

Menos mal que la justicia es lenta pero es justicia y una vez que empieza a funcionar la maquinaria no se puede parar, hasta que terminan con sus huesos en la trena. Antes pensábamos que solo acababan en la cárcel lo pobres y los tontos, ahora se ha convertido en club social de todo tipo de individuos y está llena de esos que se creían tan listos.

Cuando estás en la cima puedes observar la llanura y te puedes decir que dentro de un rato estarás ahí abajo y que el esfuerzo habrá merecido la pena. Subir si cuesta, bajar es más fácil, también te puedes caer. Por eso cuando estoy en lo más alto de mi, tengo que saber que todo lo que sube baja y que pronto estaré abajo y debo de ser el mismo en las dos situaciones, nada es eterno y la vida es un constante cambio y movimiento.

“Sabes que morirás” que si, que ya lo sé, pero ahora quiero saborear las mieles del triunfo. Déjame vivir, que tiempos malos ya vendrán solos, es importarte saber vivir y disfrutar de esos momentos sin que se nos suban a la cabeza, esos ratos los comparo: a cuando nos dicen lo bien que hemos hecho algo o cuando de alguna forma nos alaban, eso nos tiene que servir de acicate para seguir, pero hay que aceptar los halagos con humildad y nos tiene que servir para esforzarnos en nuestros quehaceres, sean importantes o no porque todas las cosas que hacemos son importantes, nosotros somos importantes, todos somos importantes por tanto lo repito todo lo que hacemos es importante.

El momento de gloria es efímero, solo dura un rato y luego tenemos que saber que lo que importa es el resto de nuestra vida, eso si nuestro ego se lo cree, él se cree todo lo que nos hace grande, por eso vuelvo con las curas de humildad como terapia.

La frase “recuerda que morirás” nos la tenemos que repetir muchas veces, no sé si todos lo días pero si de vez en cuando para bajarnos a la tierra y saber que somos finitos, mortales y que moriremos…Despertad del sueño…

Para terminar: “Cuentan también los historiadores que una de las muchas causas de la decadencia y caída de Roma fue la corrupción y el excesivo gasto público para pagar a sus cargos políticos”

Y con esto queda todo dicho…

Necesitamos tantas cosas

Ayer por la tarde me encontraba  dando una vuelta por el Paseo Marítimo y observé a una pareja de mediana edad tirando para la tercera pero de buen ver, bien conservados y de agradable presencia estaban  delante de una de la fuentes de las que  se puede beber agua, estaban mirando el grifo y viendo como se  derramaba el agua y  no sabían que hacer, yo ni corto ni perezoso me puse a beber y a beber para que no se desperdiciara, llegó un momento que ya no me entraba más y empecé a tirar del pulsador para fuera como un poseso y nada que no se cortaba y en esos menesteres empezamos a hablar, al final después de tirar y tirar del pulsador este paró como por arte de magia, con un tiempo más que prudencial no para beber agua sino para reventar e hincharte para una semana, una pena esa agua perdida .

Les empecé a dar la tabarra con lo importante que es el agua, que es un bien escaso, que no le damos importancia porque abrimos un grifo y sale, si tuviéramos que hacer kilómetros en busca de ella otro gallo nos cantaría, que desperdiciamos mucha agua en la duchas o cuando nos lavamos los dientes y en casi todo los actos de nuestra vida. Que realmente no tenemos conciencia que es un bien escaso, limitado y que dentro de un tiempo nos acordaremos de como la hemos malgastado y desperdiciado, que tienen que venir más generaciones detrás nuestra que tenemos que ser solidarios, en fin me salió mi vena ecologista.   

Otro hecho que me tiene obsesionando es  la reutilización de las cosas que nos sobran o que no necesitamos, esta mañana he cambiado un cuentakilómetros de la bici y el viejo que funcionaba pero que me costaba ponerlo a cero. Lo he cogido y cuando he ido al Súper lo he dejado en el poyete de la entrada, lo he depositado con mucho disimulo, cuando he salido a los diez minutos ya no estaba, alguien se lo ha encontrado y seguro que le ha hecho ilusión, o por lo menos eso creo. Lo que espero que tenga bici, si no para qué.

Esto mismo lo he hecho con libros y con gafas de sol de la bici, cuando están un poco rayadas, es un tema que me gusta dejar cosas por ahí y que la gente se las lleve.

En otra ocasión llevaba un juego de sartenes para tirar, estaban bien pero cuando pierden un poco el antiadherente las cambio, una manía como otra, y pensaba dejarlas encima del contenedor de la basura, pero como iba con mis pensamientos, las tiré sin darme cuenta y a la misma vez una señora me dice que si se las puedo dar, ya las había tirado, ¡¡¡vaya¡¡¡  Pues nada me puse a buscarlas en el contenedor de la basura, me metí medio cuerpo y se las rescaté a la mujer, que subidón.

Donar las cosas que no necesitamos y las pueden utilizar otros es saludable te hace sentir bien, despejas sitio en tu casa, ropa, muebles, libros, pequeños electrodomésticos…

Leyendo un artículo del Profesor de Sostenibilidad Luis Seguí, la pregunta clave es: ¿Necesitamos tantas cosas? Es cierto necesitamos tantas cosas para vivir, ¿Seriamos más felices con menos cosas? Seguro que sí, y ¿Por qué no paramos de comprar cosas? ¿Qué nos determina o nos condiciona a comprar cosas que no necesitamos? Me parece que son muchas preguntas. Es esta sociedad de consumo que nos bombardean con sus productos  a querer parecernos a los modelos publicistas y que creemos que con esas cosas tan monas vamos a ser más felices y guapos. Me estoy saliendo, esto viene por el tema de la economía circular, es un modelo económico que funciona a la inversa del consumismo. El consumismo consiste en la producción de bienes, lo consumismos y lo desechamos, la economía circular es un paso más en esta cadena, los bienes que no necesitamos los volvemos a introducir en la cadena de uso y así evitamos volver a consumir energía para producir ese bien.

Antiguamente cuando comprábamos cualquier bien, por ejemplo una lavadora, esta era eterna, si se rompía,  la arreglábamos y así hasta el infinito; ahora compramos otra y entra en juego una palabra que me gusta obsolescencia, la durabilidad de determinadas bienes, se fabrican con materias primas de baja calidad y su tiempo de vida está programado, esto así en palabra llanas y sencillas o por lo menos así lo entiendo, debemos de consumir para que la economía siga produciendo, vendiendo, comprando… Llámese economía de mercado.

Reciclar, esta palabra me gusta más todavía, le damos vida a determinadas materias primas, pero debemos de hacer más “por la Madre Tierra que nos vio nacer”, letra de Macaco, tenemos que ayudarla, somos sus herederos. En esta entrevista se comenta que reciclar: por ejemplo el vidrio y en concreto las botellas, cuando las tiramos al contenedor y caen se rompen,  necesitamos energía para volver a crear otra botella, vale, tenemos la materia prima, pero seguimos gastando energía, debemos de hacer más. En Alemania esa botella se reutiliza y está en el sistema durante diez vueltas, lo que hacíamos antiguamente, con los cascos de las Caseras, cuando íbamos a comprarlas nos cobraban el envase y posteriormente nos lo devolvían, parece una forma útil de reciclar, debemos de ser racionales y reutilizar las cosas. 

Las bolsas de plástico es otro desacierto y solo nos acordamos de ellas cuando vemos las islas de plásticos en los mares, nos creemos que por cobrar cinco céntimos solucionamos el problema, que va, sirve de poco, lo correcto sería prohibirlas y prohibir todo los embalajes de plásticos, hay bolsas de papel o idear otro sistema de envasado mas ecológico, he leído algo de bolsas hechas con patatas. En esto hay que ser valientes y tomar decisiones, ya está bien.

Hay un movimiento, ¿Qué no sé si lo conocéis? “Zero Waste” o “residuo cero” que consiste en intentar crear lo menos residuos posibles, en hacer cero basura.  El problema está en la cantidad de basura que generamos y creamos esos grandes basureros, que no podemos reutilizar que los vemos en las teles kilómetros y kilómetros de basuras. Las creadoras de este movimiento nos proponen las siguientes reglas:

  1. Rechaza: Dí no, a lo que no necesitas. Si no compramos, no entran en nuestra vida, no nos harán falta los pasos siguientes.
  2. Reduce: Compramos muchas cosas que ya tenemos, piensa cuando compres algo. ¿De verdad te hace falta?
  3. Reutiliza: Vivimos en el mundo de usar y tirar. Búscale otra utilidad a las cosas y sobre todo arreglarlas. Dales vida.
  4. Recicla: Si ya no lo le puedes dar más vida a un objeto, recíclalo de la mejor forma posible.
  5. Haz compost: Sí puedes dale más vida a la materia orgánica, desvuélvele a la madre tierra lo que nos ha dado.

 

Es importante seguir estas reglas básicas en este orden, ya que si cumplimos una ya no necesitamos las demás. Sencillo y mágico.

Tenemos que tomar conciencia que nuestro mundo es finito y tenemos que cuidarlo y no ya por nosotros, que sí,  también por lo que vienen detrás esas generaciones que no se merecen encontrar a la Madre  Tierra desierta de vegetación, y esos animales, insectos y aves, que les estamos destrozando su hábitat a base de nuestra expansión, somos como una plaga. Todavía estamos a tiempo de ser solidarios y afrontar nuestra realidad siendo generosos y aportando nuestro pequeño grano de arena a crear un mundo más  sostenible y natural.

 

 

 

La miseria en bicicleta

Leyendo un periódico local de Almería, DIARIO DE ALMERÍA, el titular me llama la atención “La miseria en bicicleta” él que me conozca  sabe que todo lo que tenga que ver con el mundo de la bicicleta me llama la atención. En principio no sé muy bien a que se refiere, cuando veo la foto que lo ilumina observo a un chico apoyado en una bici con una gorra blanca y una mochila grande, una especie de nevera con una leyenda que pone “Glovo”.

Vivo en una ciudad pequeña y hasta la fecha no había visto a estos ciclistas repartiendo por mis calles, si sabia de su existencia pero hasta ahí puedo leer.

“La llamada economía colaborativa está en el punto de mira” esta frase está copiada literalmente del artículo del periódico. ¿Qué es la llamada economía colaborativo? Entiendo, el intercambio de servicios o productos sin mediar dinero de por medio. Con las nuevas tecnologías, plataformas digitales y apps que han ido surgiendo, las personas demandan un servicio a cambio de prestar otro, por ejemplo una determinada persona me arregla una persiana y yo le doy clases de Yoga o le enseño a arreglar un pinchazo de la bici. Las redes sociales juegan el papel importante de intermediarios;  ponerlos en contacto y cerrar el ciclo. Estos modelos de consumo alternativo están basados en la colaboración y la ayuda mutua. Podíamos hablar de “economía compartida”. Beneficios del consumo colaborativo: en  primer lugar, ahorramos dinero y tiempo, ayudamos al desarrollo sostenible, no consumimos energía en la producción de una cosa que nos sobra y le damos una utilidad, si tu no necesitas algo, puede tener un nuevo destinatario, beneficio medio ambiental, compartimos servicios, contribuimos a cuidar y sostenibilidad de los entornos.

 A estos ciclistas repartidores les llaman riders, repartidores de cualquier cosa que se le ocurra al cliente, también pueden ir en moto o incluso andando, yo me voy a centrar en los que circulan en bicicleta.

Las dos empresas más implantadas en Andalucía, Glovo y Deliveroo sobre todo en Málaga y Sevilla. Su forma de funcionar es el siguiente: llegan a una ciudad y hacen contactos con partners, empresas en mayoría de comida rápida, que se asocian con la aplicación y a la misma vez empiezan a contratar a riders. Al principio son pocos y tienen más o menos trabajo, pero cuando empieza a funcionar, debido a una mayor demanda, siguen contratando más riders y entones ya no hay trabajo para todos y comienzan los juegos del hambre.

Un repartidor de Glovo en Sevilla o Málaga gana 3,25 euros por cada pedido entregado, más una cantidad variable que oscila en torno a los 50 céntimos por kilómetro recorrido. Para optar a estos pedidos tienes que estar en su clasificación de “excelencia”, una especie de ranking y esto que quiere decir; que tienes que estar activo el mayor de número de horas  posibles sobre 10 o 12, de lunes  a domingo, sin rechazar ningún pedido e inmune a los problemas que puedas tener en tus recorridos. Se me ocurren pinchazos, accidentes, rotura de bici… Solo de esta forma un glover se garantiza un sueldo mensual de 800 euros, eso si por 80 horas al mes.

A esto le podemos llamar un “sistema moderno de esclavitud”, la idea en principio es buena a través de una aplicación ponemos en contacto a una empresa que necesita repartir sus productos con los ciclistas repartidores y todo el mundo feliz, pero que pasa, que  entran en juego otros factores que determinan la explotación del repartidor: les imponen horarios, firman el contrato que ellos quieren, se  tienen que adherir a él, les dan las facturas para que las firmen independientemente del trabajo realizado, tienen que estar dados de alta como autónomos desde el principio.

¿Podemos decir que el modelo es legal? Seguramente sí, pero someter a sus trabajadores a esas condiciones es socialmente aceptable, sinceramente no lo creo, se aprovechan de la gente más necesitada, gente joven e inmigrantes. Si no cumples con sus exigencias o no te encuentras en su clasificación, te van desconectando, no te dan trabajo y cuando ya te han desconectado, es un despido encubierto.

No entiendo que  a esto se le pueda llamar economía colaborativa, creo que  solo  a la idea, el resultado es una explotación del trabajador o trabajador ciclista. No se comparten servicios, ni bienes, se trata de una empresa que contrata riders y les somete a unas condiciones de trabajo humillantes y ya está, si  no juegas con mis reglas  a la calle o simplemente como he mencionado antes te desconecto, no te doy trabajo.

Me gusta la idea del riders en bicicleta, no contaminamos, hacemos un mundo más saludable y no vamos por ahí, haciendo un ruido infernal como las motos. Lo que si vengo observando que las motos repartidoras van a todo meter por la ciudad, en ocasiones se saltan semáforos y circulan con mucha temeridad, espero y deseo que las bicis repartidoras vayan respetando las normas de circulación que anden por los carriles bicis  o por  la carretera y que no circulen por las aceras que son de los peatones y por favor que haya un respeto entre todos los que tenemos que movernos por las carreteras.

 

 

 

 

Fútbol

Mi hijo lleva tiempo diciéndome que escribiera un post sobre el fútbol y yo siempre le contestaba: “que lo que lo escribiera él, que es él al que le  encanta y lo siente con verdadera pasión”. A mi me gusta el fútbol, pero reconozco que no soy un forofo y tampoco me atraía hablar sobre él, me gustan los buenos partidos, del Madrid, del Barsa, de la selección, los mundiales y esas cosas, pero la liga y ver partidos a todas horas, como que no. Ya se me ha pasado el furor. Estuve abonado al Almería cuando estuvo en primera y en segunda durante unos años, la novedad estuvo bien, pero al final termine cansado y sin ilusión, que le vamos a hacer.

En esta semana ha habido Champions league, es una competición Europea donde juegan los mejores equipos de las diferentes ligas  de los países de  Europa. En ese momento se estaban jugando los cuartos de final, se enfrentan los ocho mejores equipos y entre ellos están dos equipos Españoles, (perdón había tres, el otro es el Sevilla) que sin equivocarme, creo que son los dos mejores equipos de Europa  y a sus vez del mundo, me estoy refiriendo al Madrid y al Barsa. En el partido de ida estos dos equipos hacen unos buenos partidos y consiguen unos muy buenos resultados. El Madrid gana 0-3 en el campo de la Juventus y el Barsa 4-1 en su campo contra la Roma. En principio se habían cumplido los pronósticos, dos muy buenos equipos hacian lo que cabía esperar de ellos, hasta ahí todo bien.

Ahora viene la vuelta, y parecía que la eliminatoria iba a ser  fácil, los otros dos equipos atacando, saliendo a por todas y los nuestros aguantando y saliendo al contraataque para hacer goles, pues no. La realidad y la grandeza del fútbol les tenia reservado esos días aciagos, en donde la realidad se impone a lo esperado.

El súper Barsa, que no había perdido ni un solo partido, que se ha gastado un pastón en fichajes, “toma del frasco carrasco”, una lección de humildad, la Roma, seguramente el más flojo de los ocho junto con el Sevilla, salen a comérselos y solo empezar le cuelan un gol y el Barsa de Messi, parecen que no saben jugar y no se reponen del susto hasta el final que el partido termina 3-0 y el Barsa eliminado. La noche oscura del Barsa, esa noche que no sale nada, que el balón pesa más de lo normal y que la cabeza no funciona.

 

Ahora le toca al Madrid de las súper figuras y figurantes, ese equipo hecho a golpe de talonario, pero que a pesar de ello es un equipo. El Madrid es más que un equipo de fútbol es la historia del fútbol y eso se nota, con el solo hecho de ponerse una camiseta con el escudo del Madrid, los futbolistas se los creen y juegan como los mejores, será también que son los mejores. Lo que si me ha demostrado el fútbol, es que lo mejores jugadores no hacen el mejor equipo, un caso palmario es la Argentina de Messi.

 Volviendo al Madrid, después de ganar en el campo de la Juventus 0-3, todo parecía indicar que el partido en el Bernabeu iba a estar chupado…jajaja…me río por no llorar. Cuentan las malas lenguas que Zidane después de la debacle del Barsa, habló personalmente uno por uno con los jugadores del Madrid para que hicieran oreja de lo ocurrido con el Barsa, que se pusieran las pilas, que había que salir a por todas, que no se podían dormir en los laureles. Pues toma, la historia se repite y  lo contentos que estaban algunos Madridistas  con lo ocurrido ayer con el Barsa, les estaban dando la misma medicina, la verdad que se paso mal y pensamos que el Madrid podía caer perfectamente, 0-3 minuto noventa de partido y parece que vamos a entrar en la prorroga; en caso de empate los goles en campo contrario valen dobles, a priori se le estaba poniendo muy bien a la Juventus, habían hecho lo imposible y se iba a obrar el milagro.

En el ultimo minuto del tiempo añadido, allí por el noventa y dos o tres, a falta de un minuto, penalti a favor del Madrid, creo que eso no se puede describir hay que sentirlo, es un estallido de jubilo, (se nota un poco de que equipo soy) como dicen los comentaristas que se me quedo grabado del mundial “Dios existe”. Si Dios existe y ha obrado el milagro, cuando casi toda esperanza había desaparecido, las caras largas y el no entender lo que pasaba, se hizo la luz.

Esto son las grandezas y las miserias de un deporte convertido en negocio, donde los futbolistas son héroes y obradores de milagros, que hacen deleitar a sus aficionados, aunque sea todo por la pasta, los han endiosados y convertidos en ídolos, por darle golpecitos a una pelota. Entiendo que el fútbol es el opio del pueblo o eso se decía antes, así la peña no esta pendiente de lo mal que esta el país, ni de lo que sube la gasolina, ni de na de na…

El fútbol es  arte y tiene magia, ver jugar a Messi o al Barsa de Guardiola o a la selección española del mundial es maravilloso, esos pases milimétricos calculados con una maestría que ni con escuadra y cartabón seriamos capaces de trazarlos, esos pases al hueco que cuando los ves no están y cuando llega la pelota están ahí, eso es arte. Aparte tiene magia, puede pasar de casi todo, la fantasía puede salir de las botas de un jugador y sin saber como obra el milagro. En ocasiones, también es aburrido, tedioso y parece como que no saben jugar.  Después de esos dos días, me he vuelto a enamorar del fútbol, tengo ganas de fútbol, de sufrir y de gritar ¡Viva el fútbol¡ Eso porque paso el Madrid que todo hay que decirlo.

 

 

 

Aporofobia

Otro año, otra vida, otra oportunidad para ser tu, para ser vivido con ilusión o simplemente otra muesca en el tiempo.

Qué la palabra del año sea aporofobia me llena de indignación, no me lo puedo creer, odio o aversión a los pobres, a los sin techo, a lo que no tienen patria, a los refugiados, a los que huyen por las guerras, por el hambre y por todo lo que nosotros queramos,  en qué sociedad nos estamos convirtiendo, somos insensibles a los que sufren, a los necesitados. Una falta de empatía hacia los pobres, esos que vemos tirados en nuestras calles, que duermen en nuestros portales, que se sientan en las puertas de nuestros supermercados e iglesias a pedirnos limosnas, que ensucian nuestro ambiente agradable y ellos son feos, están sucios, descuidados, huelen mal, son desagradables a nuestra vista, no los queremos en nuestras ciudades, pero la realidad es mas cruel, esos mismo podemos ser nosotros y ahora qué, como le ponemos al niño.

Esas personas son como nosotros, sufren, tienen frió y hambre, circula la misma sangre roja por sus venas, tienen madre y muchos tendrán hijos y creo que nadie quiere vivir así, o por lo menos pocos han elegido esa vida voluntariamente, el destino en un momento se cruzo en su vida, les dio un zarpazo y se la cambio, los convirtió en el desecho de esta  sociedad que solo se mira su ombligo  y preferimos mirar para otro lado, nos hemos acostumbrado a verlos y ya no nos afecta.

Si han elegido  o no esta vida, es lo de menos,  la mayoría están ahí por  perdida de trabajo, drogadicción, alcoholismo, ludopatía… han llegado a la marginalidad de la mano de otro problema primario, pero y los que eligen voluntariamente esa vida, los que quieren vivir así en la marginalidad, sin hacer nada todo el día tirado, ya no tienen remedio, se han acostumbrado a esa vida y ahora esa es su vida, han perdido la ilusión de vivir.

Un Estado que se llama social y de derecho,  debe de cuidar a los sin techo, a los pobres debemos de cobijarlos en centros, darles de comer, asearlos y que se sientan queridos de alguna forma. Si sé que hay alguna de esa gente que quiere vivir así, han perdido la ilusión por la vida, se sienten traicionado por esta  y solo quieren vivir  tirados en la calle, esa calle que no les pedirá nada a cambio pero que tampoco les dará nada, en verano calor y en invierno frió, que tiene ventanas muy grandes donde todas las penas pasan y se van corriendo para instalarse en otro corazón blanco y lo convertirá en dolor.

No sé lo que nos esta pasando pero somos insensibles al dolor ajeno,  hasta que no nos toca de cerca entonces si  nos compungimos y lo pasamos mal, él que  esta tirado en la calle pidiendo, siempre lo asociamos a alcohólicos que están así por que quieren estar todo el día bebiendo litros de vino, litros de alcohol corren por mis venas mujer, canción de Ramoncin, perdón ahora Ramón, fue todo un revolucionario de la música un artista, que no ha sabido envejecer, los tiempos cambian y la vida sigue.

Volviendo al tema, esa vida como una huida hacia delante, como no saber afrontar los problemas que nos atormentan y nos tiramos al barro, no lo sé me imagino que las respuestas serán variadas tantas como persona pero lo que si sé que esa gente sufre y nosotros  miramos hacia otro lado y encima la palabrita aporofobia, a-poros significa sin recursos, fobia miedo, odio a los pobres, suena de esta manera, cruel, así de fea, se me atraganta. Solo nos queremos relacionar con gente rica, guapa, que vistan a la moda, de buen ver, con un coche y casa guay, joder que buen rollito, que vivan los feos.

A mi lo que da miedo es en el  pozo donde han caído, salir es muy complicado y se necesita mucha ayuda y debemos la sociedad dársela, merecen una oportunidad, todos merecemos no una sino muchas oportunidades, es un camino de ida  y vuelta y la meta es esa muerte cercana que no vemos y esta para demostrarnos lo humanos que somos y lo que en un momento nos iguala a todos, nadie vamos a heredar la tierra prometida, y la tenemos aquí y no la vemos, esa venda que no nos queremos quitar.

Ayudar nos convierte en mejores personas, nos humaniza, somos seres sociales, somos lo que somos por solidaridad de los pueblos y hemos llegado hasta aquí porque nos hemos necesitados unos de otros, ahora que tenemos más medios que nunca, nos da miedo perder lo poco que hemos conseguido, sigo creyendo en las personas y creo que somos buenos y el triunfo de esa palabreja solo lo es por las corrientes de inmigrantes que han asolado nuestras costas y nos da miedo perder nuestro pequeños privilegios, pero y si fuéramos nosotros los que hubiéramos nacido unos cientos de kilómetros al sur y los que desembarcáramos en nuestras costas en una barcaza con frió, hambre, con niños pequeños, huyendo de una guerra o simplemente del hambre más miserable, que nuestras conciencias sean nuestro Dios y nos digan que debemos de hacer.

Poner fronteras, esa parece la solución, en fin en nuestras manos esta, todos debemos aportar nuestro pequeño grano de arena y hacer de este mundo un espacio de convivencia de solidaridad y por favor que sea otra la palabra del año que viene que esta tiene mala pata y me pone de  muy mal humor y de hecho yo no la había escuchado nunca y ahora me resuena en la cabeza sin parar. ¡Danzad malditos¡

 

Muerte de dos Indigentes

Escuchando la radio, en Almería  mueren dos personas por tomarse unas pastillas que se habían encontrado en la calle y otra permanece en mal estado en el Hospital.

A mi mujer y a mi nos sorprende la noticia ¿Quién se toma unas pastillas que se ha encontrado en la calle? Llegamos a la conclusión que debían ser indigentes de los que viven en la calle, como beben y comen todo lo que se encuentran, se han intoxicado.

De momento no sé nada más, posteriormente nos enteramos que era algún tipo de  veneno, joder que mal tiene que estar la gente para tomarse pastillas encontradas y que mal también por la gente que ha tirado esas pastillas, las podían haber encontrado incluso niños.

El veneno parece ser un alguicida, se utiliza en las piscinas para que no crezcan algas y estos vagabundos las habían machacado y mezclado con alcohol, ya les vale, que fuerte, me imagino que las habrían encontrado rebuscado en las  basuras.

Los venenos están controlados y existe un registro y su eliminación debe de ser en lugares apropiados, desconozco el caso de los alguicidas, pero seguro que no se pueden  o se deben tirar en la basura de restos orgánicos y más con la marabunta de indigentes que buscan y rebuscan en busca de tesoros. 

No debemos olvidar que las personas que han ingerido el veneno son las máximas responsables y lo han pagado con su vida. Aunque me cueste decirlo estas son las noticias de Almería, trágicas como la vida misma.

Desconozco si la policía va a investigar como ha  llegado el veneno a los contenedores de basura o si cerca del lugar de los hechos hay alguna piscina o  alguna empresa que se dedica al menester del mantenimiento de piscinas, cerca de mi casa hay siempre una furgoneta con ese titulo por si vale, también puede ser que las hayan  encontrado en otro sitio y se las han tomado allí, son muchas las hipótesis que se pueden desprender.

Los indigentes eran de los que están en la Plaza San Sebastián y ocurrió por la tarde sobre las cinco, gente que pasaban por el lugar observaron que uno se encontraba tirado en el suelo con fuertes dolores y el otro sentado, avisaron a los servicios sanitarios y a la policía, fueron traslados los tres al  hospital. El que ha sobrevivido ha narrado los acontecimientos más o menos como lo he contado. Y poco más, seguiré la noticia por si puedo dar algo de luz.

Una pena, están son la noticias de un solo titular, una vez sucedido, ya a nadie les preocupa, que será del que sobrevive, tenían familia, quién correrá con los gastos del funeral, van a una fosa común, son preguntas que me hago, parece que nadie se quiere preocupar por ellos y nos guste o no son personas que la sociedad hemos arrojado  a la calle, no sé si alguien quiere vivir así, no lo considero una opción de vida, mas bien es la vida quien los arrastra a la marginación y al desamparo y una vez entrado en esa desdicha, ya es difícil la  vuelta atrás  sin ayuda, como una persona se incorpora en ese laberinto de la marginación, paro, drogas, depresiones, enfermedades mentales y muchos motivos, cada cual se buscara los suyos pero tendremos que ayudar de alguna manera.

 En una serie que estoy viendo, mencionan un relato de ciencia ficción, existe un robot que vaga por el universo durante millones de años, y en su periplo su único lema “puedo ayudar” “puedo ayudar” lo repite muchas veces en diferente planetas y a gente de toda calaña, todos lo ignoran,  realidad, ignorancia. En algún momento ese robot pudo ayudar pero nadie quería ser ayudado. Cuando tenemos delante algo que no nos gusta   miramos a otro lado y así parece que no nos afecta, esos vagabundos están en nuestras plazas y calles y no les vemos, son invisibles a nuestros ojos. Metemos la cabeza debajo de la tierra, llegará el momento que tengamos que reaccionar, quitarnos ese velo para poder verlos.

 

El sonido del silencio

 

En Microsoft hay una habitación sin ruido y no ya sin ruido sino que absorbe el ruido. Es una habitación dentro de otra y esta en otra y así sucesivamente hasta seis habitaciones de 30 centímetro de grosor cada una de ellas. Se llama cámara anenóica y esta en el edificio 87 de Microsoft, la utilizan para probar el sonido de los altavoces de la tablets y  de los portátiles. El sonido mínimo que el ser humano es capaz de escuchar es de 0 decibelios, por debajo de este valor, no oiríamos nada, pero esto no quiere decir que no haya sonido. Por ejemplo, un susurro son 30 decibelios, nuestra respiración 15 decibelios, el sonido de las moléculas del aire al chocar sería de -24 db, en esta cámara han logrado llegar a – 20,6 db al borde del no sonido.

Nadie ha podido estar en este sitio mas de una hora, no lo soportas te vuelves loco y quieres salir, la voz humana deja de sonar, al no rebotar las ondas en las paredes no hay sonido. A esto se llama sonido imperante. Como no se oye nada ni exterior, ni interior, nuestra mente empieza a buscar sonidos, nuestros propios latidos, el ruido de las tripas, la respiración…

Cuando prácticas meditación te das cuenta que el silencio tiene ruido, es como un eco que crece y se desvanece, es como el latido de la tierra o el eco de la propia expansión del universo, desconozco si tiene algo que ver con el ruido de la tierra o es nuestra propia mente que lo crea al no poder soportar el silencio. Lo cierto, te enganchas al no sonido y por otro lado no podemos soportar el silencio sepulcral, vivimos con el ruido instalado en nuestras vidas y no lo podemos apartar de golpe, bueno un poquito de ruido por favor.