Las Golondrinas

El 06/06/17 escribí un pequeño comentario de unas golondrinas que repetidamente chocaban contra el cristal de la ventana de mi comedor, vivo en un tercero y no tengo ningún edificio en frente, pueden volar alegremente, fue mi Hijo quién me dijo: aquí pasaban cosas raras –Papa las golondrinas  no paran de chocar, el eje de los polos ha cambiado- No me quiero alagar trascribo lo que escribí:

 

“El vuelo acrobático de las golondrinas. Vuelan de forma compulsiva, suben hasta una altura considerable y descienden en caída libre, en pleno descenso empiezan a hacer quiebros y acrobacias. Las ventanas del comedor  de mi casa están pagando sus piruetas, chocan de forma brusca contra el cristal, ¿No sé porqué pasa esto? Quizás era una zona antigua  de vuelo; hay un reflejo del sol que las deslumbra, lo desconozco. Pero esto está pasando hace ya unos días y no días aislados, si no casi todos días. Tampoco sé, si es la misma o son diferentes golondrinas, pero sí, es un hecho anormal chocarse contra un cristal.

Al principio creíamos que iban buscando nidos o bien para hacerlos  o porque hubiera uno anteriormente, pero lo descarto, nunca hemos tenido nidos, hemos visto como chocan voluntariamente y repetidamente.

Puede ser por lo cambios de presión, por la humedad y la mayoría de los vuelos son cuando ya esta totalmente amanecido por las mañanas”.

 

 En ese momento no encontré la respuesta que me satisficiera, hace unos días una amiga me manda este enlace:

http://www.lavanguardia.com/natural/20180319/441565181538/ecogallego-cuidar-nidos-golondrinas-metodo-natural-prevencion-mosquitos.html

Resumo a grandes rasgos el artículo, a pesar que, recomiendo leerlo: Esta publicado en La Vanguardia. Insecticidas naturales. Si no quieres que te coman los mosquitos ayuda a las golondrinas. Una golondrina puede llegar a consumir sobre 850 moscas y mosquitos al día, si tenemos un nido lo multiplicamos por dos 1700. No existe insecticida ecológico  más eficiente. En los enclaves rurales, los lugareños lo saben bien y los cuidan. ¿Qué pasa en las ciudades? Sencillamente  molestan, desconocemos si sirven para algo. Estos nidos y las golondrinas están protegidos y tenemos que cuidarlos. Proteger a las aves insectívoras es una de las mejores formas de lucha contra la plaga de insectos.

En este artículo vienen los organismos que  nos tenemos que poner en contacto para mantener estos nidos y que no sean molestos, ahora es el momento de su reproducción. Bueno, él que este interesado que lo lea y así contribuirá a hacer nuestro entorno mas natural y a ser honesto con este lugar llamado Tierra.

Se trata de un ave migratoria y en estas fechas, en primavera, nos visita y se queda con nosotros los meses calidos. Esta especie se encuentra amenazada y desde el 2014 esta protegida; el uso de pesticidas y otros químicos  en el campo, le afecta a su capacidad reproductora y también la eliminación de su principal alimentos, los insectos.  Su método de captura consiste en vuelos acrobáticos de persecución, creo que ahora ya si puedo decir que: esos vuelos tan llamativos están relacionado con su forma de alimentación.

Me viene a mi cabeza cuántica el verso conocido de Bécquer, “Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos colgar…” Como no las cuidemos, lo llevamos claro.

Volviendo a sus vuelos acrobáticos y sus golpes contra mis ventanas, ahora creo que la respuesta más razonable es que: dependiendo de las bolsas de mosquitos que  encuentren en sus vuelos, abren sus fauces y los van devorando a golpe de pirueta.  Tampoco es que este seguro de que este sea el motivo de sus vuelos, o ese es uno más, es por buscar una respuesta; sí alguien sabe otra, por favor que me la diga o bien por aquí en el blog o en el Whasat o por el medio que quiera. Por una cosa tan simple o no, llevo dándole vueltas casi un año

Pero, que explicación tiene que choquen contra mi ventana, ¿Por qué los mosquitos se deslumbran o se reflejan o se dirigen hacía  el cristal de mi ventana simplemente por  huir de las golondrinas? Y las golondrinas en su afán persecutorio se chocan, ya que no tienen capacidad de quiebro. Sigo sin saber exactamente el motivo, si  estoy prácticamente seguro que sus vuelos se deben a su forma de ir detrás de su alimento, son como aviones, están planeando y cuando encuentran su objetivo se dejan caer hacia ellas. Lo cierto es que sus vuelos son muy llamativos y merece la pena verlas y observarlas en estos días de primavera.

Dos datos curiosos, primero no es de las golondrinas pero si de  los pájaros, según dicen los científicos: son la evolución de los dinosaurios, sus descendientes, eso por que lo dicen ellos, que sino no me lo creo. Segundo,  se pensaba que su orientación en sus vuelos migratorios, se debía a una brújula magnética situada en su cerebro, pero nuevos estudios parecen descartar esta hipótesis y los nuevos experimentos demuestran  que en la retina de sus ojos poseen unas partículas subatómicas, en relación con un estado cuántico que cuando interactúa con el débil magnetismos de la tierra determina su posición. Si son listos estos pájaros.
Lo voy a publicar así, sin estar seguro a qué obedece el choque de las golondrinas contra mi ventana, cuando sepa algo más lo voy añadiendo.

Volar, volar, volar…

 

Las plantas

Las plantas están ahí y no las vemos, forman parte de nuestro entorno, hacen que nuestra vida y nuestra vista sean más agradables, las tenemos tan dentro de nosotros que no las sentimos. Solo las echamos de menos cuando las necesitamos o cuando ocurren catástrofes naturales. Cuando observamos nuestro medio, ese color verde nos hace sentirnos bien, somos verdes nos han dado su vida. Somos como ellas, estamos hechos de la misma materia, de los mismos componentes químicos, estamos en la misma cadena, hemos evolucionado a partir de ellas. El oxigeno que respiramos se lo debemos a ellas, la mayoría de los alimentos que comemos se lo debemos a ellas, muchos de los ropajes que nos ponemos se lo debemos a ellas… somos plantas y no las sentimos.

IMG-20180329-WA0009.jpg

El biólogo Stefano Mancuso nos introduce en la inteligencia de las plantas, así a voz de pronto nos resulta extraño- ¿Sí las plantas no tienen cerebro como van a ser inteligentes? ¿Qué entendemos por inteligencia vegetal? La respuesta es sencilla: la capacidad para resolver los problemas. Las plantas tienen una gran necesidad de adaptarse a su entorno, se juegan su existencia, están ancladas a la tierra y no tienen posibilidad de huir, eso de salir corriendo lo tienen complicado, si viene un animal a comérselas se tienen que hacer las locas, a ver si le toca a otra. En las platas la selección natural y su propia evolución ha sido una necesidad para sobrevivir.

Su adaptación ha sido espectacular, la prueba la tenemos que hay plantas en todos los lugares del mundo, hasta en los lugares mas inhóspitos, tanto por sus temperaturas extremas, como por escasez de agua o abundancia. A mi el desierto y su vegetación me fascinan, como economizan un agua que no hay y como surge la vida. Otro milagro, las plantas nacen entre las grietas de hormigón, en las esquinas de las aceras y en sitios sin tierra, donde las raíces tienen que recorrer un largo camino para encontrar sus nutrientes. Un dato curioso, el 99,7 por ciento de toda la biomasa es vegetal, el reino animal solo suponemos el O,3 por ciento.¿Quienes son los reyes de la creación? La vida es un milagro y la tenemos por todos los sitios en este lugar llamado Tierra y luego invertimos un montón de pasta en buscar vida en otros planetas ¡Abrir los ojos¡ Tenemos vida aquí y no la vemos, no la miramos. ¡Cuidémoslas¡

IMG-20180329-WA0008.jpg

Vamos a la memoria y el aprendizaje de las plantas ¡Vaya si estoy hablando de las plantas¡ ¡Cómo se me ocurre decir estas cosas¡ En un experimento muy sencillo, la mimosa pudica, también llamada sensitiva o vergonzosa porque si la tocas su flor se cierra, se recoge, le da vergüenza, que también existe en el reino vegetal. A esta planta se la dejaba caer diez centímetros y cada vez que esto ocurría, su flor se cerraba, al cabo de unas cuantas repeticiones, la planta sabia que no le pasaba nada y ya no se cerraba; había aprendido (aprendizaje), que ese humano no le quería hacer daño, solo estaba jugando con ella, muy lista la planta. No, nos conformamos con esto, más difícil todavía, cuarenta días después se repite el experimento se la vuelve a dejar caer y para nuestra sorpresa no cierra sus hojas, maravillas del mundo vegetal, ¡las plantas tienen memoria¡ y yo diría qué más que muchos humanos, entre lo que me incluyo. Cuarenta días después…no me acuerdo ni lo que hice ayer.

Vamos a ver como se comunican estos seres maravillosos, cuando son atacadas de alguna forma; liberan unas sustancias químicas volátiles para alertar a sus semejantes, como por ejemplo peligro de insectos. Han desarrollado una percepción más fina para su supervivencia y se comunican por unas señalizaciones que pueden ser: eléctricas, hidráulicas, químicas y vibracionales. La mayoría de estas son defensivas a través de mensajeros químicos, recibidos por receptores celulares de otras generalmente de la misma especie. La cooperación entre especies es muy interesante, en otro experimento, se plantan varias semillas de la misma especie y estas desarrollan pocas raíces y esto ¿Por qué? Porque su fin es la perpetuación de la especie y así dejan espacio para las raíces hermanas. En cambio cuando plantamos especies diferentes, echan raíces mas profundas. Cada cual que saque sus propias conclusiones.

Cuando hablamos de inteligencia siempre lo relacionamos con el cerebro, esto ocurre en el reino animal ¿Y con las plantas? ¿Dónde esta su cerebro? Parece ser que no tienen, ¡vaya sorpresa¡ Pues si, las plantas no tienen órganos, no tienen pulmones, ni corazón, ni na de na… y esto tiene una explicación, sí viniera un animal con mala leche y se comiera un trozo de la planta y diera la casualidad que fuera el corazón, ahí se le terminaría su vida, pues no. Las plantas son más listas y están constantemente rehaciéndose, reconstruyéndose; con un diez por ciento pueden sobrevivir y su inteligencia está repartida por todo su ser. No sé, si en un futuro se determinara, que su inteligencia reside en las raíces, de momento no sé puede asegurar.

IMG-20180329-WA0007.jpg

Otro experimento, a las plantas no les gusta que las toquen ¿Cómo sabemos esto? Plantamos dos habas y durante su crecimiento, a una de ellas la tocamos durante un minuto cada día, al cabo de treinta días, la sobada había crecido mucho menos que la libre de tocamientos. Esto puede ser por el tipo de planta, a lo mejor a otra le gusta y a esa no, quién sabe; bueno el experimento era así, a mi sí me gusta tocar a las plantas. A este respecto creo que a los árboles si les gusta que les toquen su tronco, creo que es una forma de comunicación.

¿Sufren las plantas? Hasta lo que he leído parece ser que no, su fin en muchos casos es alimentar a los animales y la naturaleza las ha dotado de mecanismos para este fin. El termino estrés metabólico será mas apropiado por el cual reparan el daño causado, se regeneran. También digo que dentro de la diversidad de plantas habrá algunas que si sufran, o por lo menos a su manera, por ejemplo las decorativas su fin no es alimentarnos, bueno, un tema complicado.

Qué las plantas sean inteligentes, no ha caído muy bien entre la comunidad científica, la doctrina no es pacifica, me imagino que necesitaran su tiempo para comprender semejante insulto, tendrán que realizar una infinidad de experimentos y no sé, sí así, se lo creerán, es más fácil anclarnos en nuestro creer que los humanos somos la cúspide de la cadena y que estamos por encima del bien y del mal.

La manipulación genética en el reino vegetal para hacer plantas resistentes a las plagas, tema controvertido. Si las plantas son más resistentes, las cosechas son mayores y el producto llega a más gente y sí con esto aplacamos un poco la hambruna. Qué le vamos a hacer. Partiendo de la base que estoy totalmente en contra de alimentos transgénicos, pero en el caso que he expuesto, creo que es de fuerza mayor. La consecuencia de esos alimentos todavía no la sabemos, no tenemos cifras a largo plazo para colaborarlo. Esos plantas transgénicas entran en nuestra cadena alimenticia, no las comemos y realmente no sabemos como nos van afectar, si van altearnos nuestros genes, en fin, el hambre es peor. Debemos de comer vegetales lo mas naturales posibles y de nuestro entorno más cercano, todo lo ecológico es caro, no nos tenemos que obsesionar, los mercadillos y las plazas de abastos son buenos lugares para comprar. Cada uno que coma lo que le apetezca. Fin.

Vincent Van Gogh

No hay vacío, todo está interconectado, lo que vemos está unido a todo, el espacio entre las cosas es lo que da forma y forma la materia. El vacío no existe son calles y caminos llenos de energía y estas a su vez en pequeñas olas que se arremolinan y se entrecruzan en muchos sentidos, son como los trazos de las pinturas del Genio Loco del pelo Rojo, son las corrientes que conforman la materia. Son corrientes de energía que tienen vida, alargan y deforman nuestra realidad. La materia es energía densificada, todo está conectado en una sucesión de momentos.

El Genio Loco vio esas formas y las dibujo, sus trazos, sus canales, sus corrientes, su realidad, supo captar esos movimientos entre las cosas, trascendiendo de lo real a las fuerzas ocultas.

Las pinturas, los cuadros son las realidades de los pintores; pintan como ven, su momento, miran con otros ojos, con los ojos del artista,

El cubismo también es muy interesante, las geometrías, distorsionamos esa realidad para abstraerla y universalizarla en conceptos o imágenes.

Cuando Van Gogh en su cuadro a la búsqueda de la cama “El dormitorio” mira a la habitación y ve su cuarto, su cama, lo ve todo en un movimiento incesante y lo retrata en un instante tridimensional. Realmente todo está en movimiento, nuestra Tierra, nuestro Sol, nuestra Galaxia, nuestro Universo, nuestro tiempo, nuestra vida… “Qué se pare ya, aquí me bajo”

rojo Mexicano

Cuántas realidades, cuantos dibujos, cuántas formas, cuantas irrealidades vemos y creemos que son realidades; en el mundo de las sombras.

Somos energía todo lo que habita es energía, dependiendo del grado de vibración y de su densificación surgen las cosas como las vemos.

Lo expuesto me viene al a la cabeza cuando observo mi entorno y veo mesas, sillas, cuadros y demás materia inorgánica y lo veo todo en movimiento, no veo las formas definidas, cuanto más las observo más se me difuminan los contornos y se entremezclan con ese vacío recorrido por corrientes de energía; bailando con una música celestial, un movimiento caótico, el caos de las leyes naturales.

Siguiendo un poco al Genio Loco, en su obra magistral “La noche estrellada” el pincel del artista ejerce magia…

La noche estrellada

Lo relaciono con el concepto de turbulencia en la dinámica de fluidos, descubierto por el matemático Kolmogorov en 1950, intenta explicar las turbulencias, su orden y caos, tanto de la materia como de la luz. Setenta años después de la gran obra de Van Gogh, a pesar de no lograr una fórmula fiable al cien por cien, ni siquiera en la actualidad se ha podido comprender del todo. Se trata de un movimiento caótico, desordenado donde sus trayectorias forman remolinos. El flujo turbulento se asemeja a cuando tiramos una piedra en un estanque en reposo, surgen unas pequeñas olas, ondas; pero más difícil todavía, tiramos muchas piedras y estas ondas entran en colisión unas con otras, los remolinos grandes transfieren energía a otros más pequeños, formando unos canales de ondas en muchas direcciones, pero y ahí está el misterio con un patrón definido. Van Gogh lo vio y lo pintó, esas turbulencias y precisamente en ese momento, él de más agitación psicótica. A mi, esta obra me maravilla es lo más de lo más, del movimiento, de la luz, de la energía…

Estas turbulencias están presentes en la generación de campos magnéticos de las galaxias. En 2004 con el telescopio espacial Hubble, los científicos observaron remolinos generados por nubes de polvos y gas alrededor de una estrella y les recordó “la noche estrellada” reproduciendo los patrones similares a la dinámicas de fluidos turbulentos.

Los agujeros negros, estrellas gigantes que colapsa, explotan, produciendo un gran cataclismo; las Supernovas. Los restos que quedan se van enfriando formando los aguajeros negros, con una densidad tan grande que ninguna partícula de materia puede escapar, ni tan siquiera la luz, su fuerza gravitatoria, ondas gravitacionales, es tan gran grande que atrapa todo lo que se interpone en su camino. Estos súper giros en forma de remolinos, ondas, podemos hablar de turbulencia de fluidos o de energía, y todo esto sin saber el Loco del pelo Rojo lo que estaba pintando, o sí, realmente veía esas turbulencia, las tenía en su cabeza y debía de sacarlas, sinceramente no creo en la casualidades y en un momento de lucidez accedió a ese inconsciente colectivo, donde habitan todos los pensamientos y sueños, se hizo la luz y el Genio se situó en otro momento de la eternidad, en ese que no se puede entender. En toda su vida solo vendió un cuadro, era alcohólico y tenía crisis alucinatorias, nadie le podía ver, era un tocapelotas, genio y figura. Otro de los grandes interrogantes, su muerte- ¿Suicidio o asesinato?- todo indica que se suicido, bajo los efectos del alcohol con sus crisis psicóticas, un desvarío. Murió con 37 años y parecía un viejo, así lo atestiguan sus autorretratos, así se veía como un viejo loco del pelo rojo y así lo vemos. Gracias por tu genio.

El sufrimiento

¿Tiene sentido el sufrimiento? ¿Nos sirve para algo? ¿El sufrimiento es el principio de algo? ¿Por qué y para qué existe tanto sufrimiento? ¿Hemos venido a esta vida o a este mundo para sufrir? Cuantas y cuantas preguntas y tantas y tantas respuestas, para no saber responderlas. Mi Suegra siempre me dice: qué decía que una amiga suya ya muerta, la pobre –Y todo esto pá morirse- pues si, ¿esto tiene algún sentido? Qué me lo expliquen…

Intentaré exponer, qué es para mí el sufrimiento. Tarea que se me antoja complicada, pero no paro de darle vueltas, ¿Por algo será? ¿Qué no pare de pensar en el sufrimiento, tiene que tener un sentido?

Primero: ¿Para qué sufrimos? Creo qué: por casi todo, somos inconformistas por naturaleza y no estamos de acuerdo con lo que no pasa y con lo que tenemos, en el fondo es un miedo atávico a la muerte, a perder esta forma física qué es la vida, nos aferramos a ella con mucha fuerza, entiendo que nuestros genes nos marcan en esa dirección, sobrevivir a costa de todo y por todo. Hay un sufrimiento que nos viene dado, la enfermedad, la muerte, accidentes, situaciones inesperadas que nos golpea en nuestro centro de flotación y nos hunde, trabajo, abandono de pareja…

Segundo: ¿Por qué nos pasa esto? A nadie le gusta sufrir y estar todo el día lamentándose de su mal vivir. Será por nuestra mente neurótica, que siempre quiere más y no puede parar de pedir. Ahora aparece el otro personaje, al acecho, el EGO nuestra vocecilla que siempre no esta martirizando al oído –no tienes suficiente, tienes que trabajar más y ganar más pasta, el coche de tu vecino es más grande y tiene una casa más grande, lo de los demás siempre es mejor-

“No es mas feliz él que más tiene si no el que menos necesita”

Cuando estaba desayunando, he mirado el azucarcillo y tenía una leyenda de José Múgica “ No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivo con los justo para que las cosas no me quiten mi libertad” qué verdad tan grande, cuanta sabiduría, los apegos a lo material, a lo sentimental, a lo espiritual, tenemos apegos a todo, somos dependientes de nuestras rutinas, necesitamos de muchas cosas, nos hemos creado unas necesidades que no necesitamos, pero sin las cuales ya no podríamos vivir, que sin razón, cuanto más tenemos más dependientes somos, vivir liviano de equipaje, mejor ir quitándote capas y quedarte desnudo al final. Ese será el final no nos llevaremos nada, la muerte abre sus alas y nos quiere desnudos de equipaje, vacíos pero con el corazón lleno de amor y sin miedo a nada.

Se me ha venido a mi cabeza cuántica, el libro de Hermann Hesse, Siddharta, un libro que me marcó un antes y un después, lo leí en mi adolescencia y me parecía un libro de culto, posteriormente lo he releído y me parecía más un cuento con moraleja, como estoy hablando de él y solo tengo una pequeña reseña en la parte de atrás manuscrita y mis recuerdos, lo voy a volver a releer y ya os cuento.

Os trascribo la última vez que lo leí, la reseña que anote: Esta fechada el 24/06/08, al libro lo catalogue de BUENO, esta dentro de lo aceptable, por encima está muy bueno y obra maestra “En su momento, me llego dentro, lo leí como un manual de iniciación. El camino de la verdad debe de encontrarlo, él que lo busca. La sabiduría no sé enseña, cada uno sigue su propio camino. Solo hay un saber y debes de experimentarlo. Amor y verdad”. La verdad que ni yo entiendo bien mis palabras de entonces…

Releído de nuevo, me ha vuelto a gustar, parece un cuento, qué no es o sí es, no lo sé, pero tiene ese algo que maravilla, que te hace sentirte bien. Es el camino de la búsqueda, el camino de Ulises, el camino del héroe, en busca del sentido de la vida, de encontrarse con la verdad, de buscar respuestas a preguntas… Lo resumo en cuatro letras, sí puedo. Siddharta tenía que salir en busca de sus respuestas y se va con los ascetas, los Samanas, deseaba quedarse vació, sin sed, sin deseos, sin sueños…después de un tiempo los abandona, no encontraba lo que buscaba y prosigue, encuentra a Gotama, Buda les hablo del origen del dolor y su camino para evitarlo, la vida era dolor, la redención de los sufrimientos, su palabras las encontró maravillosas pero él tenia que seguir su camino. No le valían las doctrinas de otros, tenia que experimentarlo en su propia persona. El despertar, “ya no soy el que fui”. Kamala, la Diosa de la belleza y del amor, y experimenta, la pasión y el amor con ella. Como Samana que era, sabía: pensar, esperar y ayunar. Se hizo rico y sintió en sus carnes, la riqueza, el juego, la glotonería…Abandona esa vida de placer, desesperado y sin esperanzas. Encuentra un río con su Barquero, el río le habla, le enseñó a escuchar, a atender con el corazón quieto, con el alma serena y abierta, sin apasionamiento, sin deseo, sin juicio, sin opiniones. El dolor lo había hermanado a los humanos. Govinda, su gran amigo y la explicación: “El mundo no es imperfecto, ni se encuentra evolucionando hacia la perfección. No, es perfecto, todo pecado lleva su perdón, todos los lactantes la muerte, todos los moribundos la vida eterna. Por ello todo lo que existe es bueno tanto la muerte como la vida. En unos de sus últimos alegatos: “Nadie moría, solo cambiaban, siempre volvían a nacer con otro rostro nuevo, solo el tiempo se interponía entre cara y cara…”

No me han salido cuatro palabras, pero tenía que contarlo. Me parece un cuento maravilloso.

También quería hablar un poco de la vida Buda, ya sé que es conocida, pero creo que en este momento es necesaria. Un príncipe, que como todos los príncipes vivía en su palacio de cristal, su vida era perfecta o cuasi perfecta, lo tenía todo lo que se puede desear y hasta conoció mujer, se caso y tuvo un retoño, su vida era su corte y esa era su prisión; su padre, el Rey intentaba protegerlo de todas las penas externas. Pero estaban las internas. Como pasa en los cuentos, un día decidió que tenía que ver, qué tenía que experimentar, qué tenía que salir de su jaula de cristal. Salió y vio a un anciano, a una mujer enferma y la muerte en una casa. Él que ya se sentía insatisfecho, que le faltaba algo y al observar tanto sufrimiento, se dio cuenta que no tenía nada que ofrecerles. Abandono su palacio y se convirtió en un asceta, dejando de comer y dormir con la esperanza de que esto le ayudara a alcanzar la verdad, pero dio cuenta que esto solo le servia para maltratar su cuerpo, dominarlo pero no le conducía a nada. Abandono también esta práctica y se sentó debajo de la higuera Bodhi a meditar, con la intención de no moverse hasta que tuviera la respuesta o la muerte, se le aparecieron todas lo fantasmas habidos y por haber y tras cuarenta días, como Jesús en la tentación del demonio en el desierto, ¿Casualidad? Tuvo una revelación, la vida desde que nacemos hasta que morimos, estamos en una lucha constante entre el sufrimiento y la felicidad, vio muerte y resurrección, en una cadena sin fin, donde el karma, la ley de causa y efecto, tiene su máxima expresión. Se ilumino y tuvo respuestas.

Según el budismo, las cuatro nobles verdades son: La vida es sufrimiento, nacer es sufrimiento, vivir es sufrimiento, morir es sufrimiento, todo es sufrimiento. La segunda es buscar el origen del sufrimiento, es el deseo, el apego, la envidia…Con la tercera tenemos que buscar el cese del sufrimiento. Gran parte de nuestro sufrimiento viene de la ignorancia, del no saber. Tiene una relación con el camino del medio, el equilibrio, la dualidad, para que existe el bien, tiene que existir el mal, para que haya felicidad, tiene que haber sufrimiento. Y por ultimo el camino que lleva al cese del sufrimiento. Esta respuesta la dejare para el final, a ver si soy capaz de responderla.

Este post me viene a la cabeza por la desaparición o secuestro de Gabriel, el niño de Almería y por el sufrimiento de esos padres, no me puedo ni imaginar lo que estarán pasando, a la Madre se le ve desesperada, no tiene consuelo, su niño ha desaparecido -¿Qué sufrimiento son capaces de soportar esos padres? Y ¿Para qué tanto sufrimiento? Tiene sentido, nos va a redimir de algo, ¿Quién se merece esto? Son las cosas que no entendemos…No sé como terminará, espero de todo corazón, que aparezca vivo, antes de que publique la entrada.

En la tradición judeo-cristiana tenemos que cumplir la Ley de Dios, los Diez Mandamientos, no robaras, no mataras, no mentiras, honraras a tu padre y a tu madre… y los dos más importantes: amaras a Dios sobre toda las cosas y al prójimo como a ti mismo. Si cumplimos los mandamientos y somos buenos, nuestro Dios no nos mandará sufrimiento. De hecho el pueblo Elegido, lleva penando desde que no había tiempo. Debemos de ser buenos y portarnos bien. El pecado y la redención.

El bien y el mal, la felicidad y el sufrimiento, el yin y el yang, lo masculino y lo femenino, la dualidad, los polos opuestos, si no existiera uno no existirá el otro y ¿con esa definición nos conformamos? En las tradiciones orientales nos hablan de trascender, de superar esa dicotomía y ¿Como llegamos a eso? Sinceramente creo qué este mundo esta hecho así para lo bueno y para lo malo, qué el mal y el sufrimiento son tan necesario con el bien y la felicidad.

Aceptar el sufrimiento es otra opción, que no resignación, si sabemos qué todos vamos a morir y que la muerte es inevitable y da igual que llegue antes que después, ¿por qué preocuparse? Eso es fácil de decir: cuando no le toca a uno, cuando es el vecino el que se está muriendo. Lo que si es necesario en situaciones de muertes o inevitables, es el duelo, será el tiempo que cicatrice el dolor. Sufrir en ocasiones, nos hace mejores personas, nos hace sentirnos vivos.

En ocasiones el sufrimiento, no tiene una causa, la causa es el sufrimiento y no sabemos por qué sufrimos, en el fondo somos química y nos desequilibramos y nos entran malos rollos. Complicado tema…no sigo.

En el poema de San Juan de la Cruz, la noche oscura del alma, la angustia existencial, la unión con Dios, poder entender a Dios. Todos en algún momento hemos experimentado, la noche oscura del alma, ese momento amargo de desasosiego, de no tener consuelo, de no saber lo que pasa, de estar mal, pero a su vez una vez superado sales reforzado y con una parte del camino andado. La noche oscura del alma es necesaria para la evolución como persona, para valorar otros momentos. Él que no quiere ver, que cierre los ojos. La realidad es dura, muy dura y a veces demasiado, creemos que no lo vamos a soportar, pero resurgimos campo el ave fénix.

Todo el sufrimiento del mundo, de todas las personas, de todos los animales, de todos los árboles, plantas y seres sintientes ¿A dónde va? ¿Dónde está? ¿Está sobre nuestras conciencias? Nosotros hemos creado parte de ese sufrimiento y somos responsables. Son esos remordimientos que no nos dejan vivir.

Quiero exponer por encima los Yamas de Patanjali, son unos preceptos éticos, cinco aspectos de tu conducta que tienes que evitar, lo que no hay que hacer, para llevar un comportamiento correcto.

Los 5 Yamas: Comportamientos que hay que evitar:

Ahimsa: No violencia, no hacer daño, respeto a la vida.

Asteya: No robar, no pretender ser o aparentar.

Satya: No mentir, decir la verdad.

Brahmacharya: Evitar el desgaste innecesario de energía.

Aparigraha: Desapego, no acaparar, huir de las pasiones.

Para concluir, debemos de ver el sufrimiento como un hecho relevante, qué existe, qué es una realidad, que sufrimos por muchos motivos y del que no podemos huir, nos acecha por todos los flacos y cuanto más queramos alejarnos, más sufrimos.

Cambiamos de enfoque, vivir con el sufrimiento, enfrentarnos a él, saber dominarlo. Una de las cosas más importantes para vencerlo es ser feliz, hacer lo que nos hace feliz, lo que nos gusta. Ahora viene el término, hacer, hacer lo que nos gusta, no es tener cosas materiales, las cosas no son hacer, son poseer. Poseer muchas cosas no nos hace felices, nos hace esclavos de esas cosas. Sufrimos, si las perdemos, no las roban, se estropean… Hacer las cosas que nos gusta no vale dinero y cuando las perdemos es cuando nos damos cuenta de lo mucho que lo echamos de menos.

Tenemos que intentar ser lo más coherentes con nuestra forma de pensar y ser, no intentar ser lo que no somos, esa coherencia nos ayuda a ser más íntegros y reales.

La felicidad es efímera solo son momentos, disfrutémosla, gran parte del tiempo estamos dormidos, vamos a vivir el presente y a ser consciente de lo que nos pasa. Vivir con una actitud positiva ante lo que nos sucede, tener una sonrisa, aunque nos cueste, la actitud es importante.

El deporte, los paseos, el mar, la montaña, la naturaleza son muy necesarios nos hemos alejado de nuestro ser, somos seres que hemos nacido de la naturaleza y tenemos que sentirla.

Estas son unas pequeñas recomendaciones, pero lo importante es hacer lo que te sienta bien y te gusta; él que le guste ver el fútbol, jugar a la video consola… qué lo haga. Cuando hacemos lo que nos gusta, nuestro grado de atención es grande y logramos una abstracción y concentración que nos relaja mucho.

Quiero volver al Budismo, en su cuarta noble verdad, el camino que lleva al cese del sufrimiento, el recto entender, el recto comportamiento, el recto… y lo enlazo con el yoga y más concretamente con la meditación y con la contemplación cristiana. Meditar es trascender, apaciguar un poco la mente, para afrontar los problemas con más tranquilidad y con aceptación de lo que no tiene solución.

Ahora sí, termino, “No hay atajos par llegar al cielo”

Olores

El olfato es el instinto más intenso y básico en la rememoración y evocación de recuerdos, se te presentan como flases rápidos y presentes de un pasado muchas veces olvidado y que vuelve con fuerza a ser revividos. Es como el túnel del tiempo, te teletransporta a tu pasado.

El olor a Varón Dandy, un after-shave, una loción de después del afeitado de color azul, al olerlo, me traslada a los lavabos de la mili,  me estoy afeitando en unos servicios grandes, muy blancos, alineados en dos filas, con mis queridos compañeros de fatigas, desde aquí les mando a todos un fuerte  abrazo y gracias por aguantarme, no paro de mandarles post y estarán aburridos de mí, espero que este lo lean y sepan que me acuerdo de ellos.

El olor a tierra mojada cuando llueve, huele a vida, a algo ancestral, me transmite una sensación increíble de bienestar, de estar unido a la tierra.

El olor a lluvia, con el frío caminando por los soportales de una ciudad y ese frío que te cala, disfrutando de esa sensación mágica que te envuelve en el misterio, respirando y cogiendo vida.

El olor a mar, paseando por la orilla, el tiempo se detiene, olor salado que te impregna, te convierte en un ser inmortal.

El olor a naturaleza, en el campo, una mezcla de olores, romero, tomillo, lavanda… con un olor a todo, te sientes vivo, allí lo eres todo, tu con la naturaleza.

En el libro “El perfume” nuestro protagonista obtiene un elixir mágico, con el cual la gente se quedaban embriagados, obnubilados, perdían la razón por el perfume y quedaban a  su merced.

Vamos a hablar de las colonias, de perfúmenes mujer, me encantan, los tenemos de todas clases, pegajosos, de madera, de rosas, de frutas, oriental… todos nos dicen algo, se mezclan con el olor corporal de cada persona y  tenemos como resultado, un olor característico y propio, diferente según quien lo lleve.

El olor a comidas, despierta el apetito, y si  no tenemos hambre, nos hace una llamada y ahora ya lo tenemos, olor a café, a pizza…

Hay una expresión “Aquí huele a muerto” olor helado, a frialdad, a blanco, a nada, a fin.

El olor a sudor, desagradable y quien lo lleva no lo huele. Raro no.

El olor a hospital, enfermedad, dolor, lejía…

Cuando llegas a una casa, tiene su olor, a qué, quién lo sabe, a casa, en mi caso cuando llevo algún tiempo fuera a la vuelta, digo esta es mi casa.

El olor a coche nuevo, a plásticos, tapicería y todas las cosa que lo forman y poco a poco el olor  va desapareciendo.

Antiguamente el olor a Púb o discoteca cuando se fumaba, un olor a rancio, que impregnaba todo. Ahora huelen a perfume barato.

¿Qué sería una vida sin olor? No lo sé, pero seguro que peor.

Las feromonas son sustancias químicas que segregamos para atraer al sexo contrario, con un componente sexual muy fuerte; los animales se atraen  por el olor, saben si están en celo y si tienen que copular; en nuestra especia ha perdido esa misión, de todas las maneras el olor también es muy importante en las relaciones, la persona amada huele a algo indescriptible que te atrae.

Desconozco si los hombres olemos a algo, que no sea a tabaco y cerveza; yo por ser  hombre no los huelo, creo que todos olemos a lo mismo. Las mujeres si huelen a limpio, a una fragancia dulce. A mi me encanan las colonias y sus olores y me paso el día oliendo todo lo que me rodea tengo esa necesidad, no sé si soy  un ser primario por eso.

Aromaterapia, terapias con olores y aromas, los olemos y los sentimos…

 Volviendo al principio, en las cocheras de la mili, los Land Rover cuando estaban arrancados empezaban a echar humo y nos ahumabamos, ese olor a diesel lo tengo interiorizado con una fuerza viva, que cada vez que huelo a diesel, me teletransporto a los cocheras de la puta mili.

 

 

 

 

Los sueños

El baúl de los sueños olvidados, el cajón donde van a parar todos los sueños, se van amontonando y muriendo en el olvido.

Esos sueños que están dentro de nosotros, que son nuestros, que nos pertenecen y pronto no serán nada, ni siquiera sueños.

Hay sueños que los olvidamos con la misma rapidez que los soñamos y otros que al despertar los recordamos y queremos seguir soñando.

En los sueños habita la magia, no existen las reglas del mundo físico, podemos volar y desplazarnos a miles de kilómetros con solo soñarlo, existen fantasmas, hadas, brujas y demás especies misteriosas, seres mitológicos, maravillosos, mágicos…

Lo malo de los sueños es que en algún momento tenemos que despertar y volver a esa realidad física de las formas y la materia.

En los sueños somos espíritus y vivimos en el mundo de los espíritus, lo somos todo y nada.

También hay sueños de los que queremos despertar, esos sueños son más reales que la realidad, nos atormentan y nos solemos despertar sobresaltados y justo antes del momento más amargo. Al despertar respiras y te dices: “menos mal que era un sueño”.

Los sueños están en otra dimensión paralela a la nuestra de ver y tocar, existe la dimensión la de los sueños olvidados, donde todos los sueños quieren salir para ser soñados.

Hay sueños repetitivos, tanto buenos como malos, parecen que se repiten mas los malos, son así de caprichosos.

La mayoría de las mañanas no sueño o mejor dicho no me acuerdo lo que he soñado. Cuando me acuerdo intento buscarle una explicación, Ahhh… se me olvidaba que es un sueño y lo sueños no las tienen. Si creo que los sueños nos mandan señales de aviso, otra cosas es que sepamos interpretarlas.

Durante el tiempo del sueño, nuestros pensamientos del día se almacenan en nuestra mente, se ordenan y se guardan. Cuando algo no lo entiende, lo procesa mal y empieza a querer meterlo donde sea, aunque no sea su sitio y ya la hemos liado, pensamiento recurrente y pesado, cuya misión es amargarnos el día.

Creo que lo sueños son una liberación de nuestro prejuicios, ataduras, inseguridades y de todos nuestro problemas…

Soñar es bueno, cuando estoy soñando, me digo: ¿Esto es real o es un sueño? Sé que estoy soñando, pero en el mismo sueño me repito y me repito la pregunta, nunca estoy seguro si es o no un sueño.

A veces hasta en el mundo real me creo que estoy soñando; soñamos despiertos, aunque este es un sueño real y los sueños son irreales, pertenecen a la dimensión de los sueños olvidados, donde no existe ni el bien ni el mal solo los sueños.

Dicen, comentan que los muertos se conectan con nosotros a través de los sueños. Es cierto que soñamos con personas, familiares muertos y los vemos muy vivos y nos hablan y nos cuentan cosas.

Quién dice que la vida no es un gran sueño, soñado y que estamos dentro de otro sueño y este a su vez dentro de otro sueño y así hasta el infinito y más allá.

Soñar y soñar… por favor…