Las plantas

Las plantas están ahí y no las vemos, forman parte de nuestro entorno, hacen que nuestra vida y nuestra vista sean más agradables, las tenemos tan dentro de nosotros que no las sentimos. Solo las echamos de menos cuando las necesitamos o cuando ocurren catástrofes naturales. Cuando observamos nuestro medio, ese color verde nos hace sentirnos bien, somos verdes nos han dado su vida. Somos como ellas, estamos hechos de la misma materia, de los mismos componentes químicos, estamos en la misma cadena, hemos evolucionado a partir de ellas. El oxigeno que respiramos se lo debemos a ellas, la mayoría de los alimentos que comemos se lo debemos a ellas, muchos de los ropajes que nos ponemos se lo debemos a ellas… somos plantas y no las sentimos.

IMG-20180329-WA0009.jpg

El biólogo Stefano Mancuso nos introduce en la inteligencia de las plantas, así a voz de pronto nos resulta extraño- ¿Sí las plantas no tienen cerebro como van a ser inteligentes? ¿Qué entendemos por inteligencia vegetal? La respuesta es sencilla: la capacidad para resolver los problemas. Las plantas tienen una gran necesidad de adaptarse a su entorno, se juegan su existencia, están ancladas a la tierra y no tienen posibilidad de huir, eso de salir corriendo lo tienen complicado, si viene un animal a comérselas se tienen que hacer las locas, a ver si le toca a otra. En las platas la selección natural y su propia evolución ha sido una necesidad para sobrevivir.

Su adaptación ha sido espectacular, la prueba la tenemos que hay plantas en todos los lugares del mundo, hasta en los lugares mas inhóspitos, tanto por sus temperaturas extremas, como por escasez de agua o abundancia. A mi el desierto y su vegetación me fascinan, como economizan un agua que no hay y como surge la vida. Otro milagro, las plantas nacen entre las grietas de hormigón, en las esquinas de las aceras y en sitios sin tierra, donde las raíces tienen que recorrer un largo camino para encontrar sus nutrientes. Un dato curioso, el 99,7 por ciento de toda la biomasa es vegetal, el reino animal solo suponemos el O,3 por ciento.¿Quienes son los reyes de la creación? La vida es un milagro y la tenemos por todos los sitios en este lugar llamado Tierra y luego invertimos un montón de pasta en buscar vida en otros planetas ¡Abrir los ojos¡ Tenemos vida aquí y no la vemos, no la miramos. ¡Cuidémoslas¡

IMG-20180329-WA0008.jpg

Vamos a la memoria y el aprendizaje de las plantas ¡Vaya si estoy hablando de las plantas¡ ¡Cómo se me ocurre decir estas cosas¡ En un experimento muy sencillo, la mimosa pudica, también llamada sensitiva o vergonzosa porque si la tocas su flor se cierra, se recoge, le da vergüenza, que también existe en el reino vegetal. A esta planta se la dejaba caer diez centímetros y cada vez que esto ocurría, su flor se cerraba, al cabo de unas cuantas repeticiones, la planta sabia que no le pasaba nada y ya no se cerraba; había aprendido (aprendizaje), que ese humano no le quería hacer daño, solo estaba jugando con ella, muy lista la planta. No, nos conformamos con esto, más difícil todavía, cuarenta días después se repite el experimento se la vuelve a dejar caer y para nuestra sorpresa no cierra sus hojas, maravillas del mundo vegetal, ¡las plantas tienen memoria¡ y yo diría qué más que muchos humanos, entre lo que me incluyo. Cuarenta días después…no me acuerdo ni lo que hice ayer.

Vamos a ver como se comunican estos seres maravillosos, cuando son atacadas de alguna forma; liberan unas sustancias químicas volátiles para alertar a sus semejantes, como por ejemplo peligro de insectos. Han desarrollado una percepción más fina para su supervivencia y se comunican por unas señalizaciones que pueden ser: eléctricas, hidráulicas, químicas y vibracionales. La mayoría de estas son defensivas a través de mensajeros químicos, recibidos por receptores celulares de otras generalmente de la misma especie. La cooperación entre especies es muy interesante, en otro experimento, se plantan varias semillas de la misma especie y estas desarrollan pocas raíces y esto ¿Por qué? Porque su fin es la perpetuación de la especie y así dejan espacio para las raíces hermanas. En cambio cuando plantamos especies diferentes, echan raíces mas profundas. Cada cual que saque sus propias conclusiones.

Cuando hablamos de inteligencia siempre lo relacionamos con el cerebro, esto ocurre en el reino animal ¿Y con las plantas? ¿Dónde esta su cerebro? Parece ser que no tienen, ¡vaya sorpresa¡ Pues si, las plantas no tienen órganos, no tienen pulmones, ni corazón, ni na de na… y esto tiene una explicación, sí viniera un animal con mala leche y se comiera un trozo de la planta y diera la casualidad que fuera el corazón, ahí se le terminaría su vida, pues no. Las plantas son más listas y están constantemente rehaciéndose, reconstruyéndose; con un diez por ciento pueden sobrevivir y su inteligencia está repartida por todo su ser. No sé, si en un futuro se determinara, que su inteligencia reside en las raíces, de momento no sé puede asegurar.

IMG-20180329-WA0007.jpg

Otro experimento, a las plantas no les gusta que las toquen ¿Cómo sabemos esto? Plantamos dos habas y durante su crecimiento, a una de ellas la tocamos durante un minuto cada día, al cabo de treinta días, la sobada había crecido mucho menos que la libre de tocamientos. Esto puede ser por el tipo de planta, a lo mejor a otra le gusta y a esa no, quién sabe; bueno el experimento era así, a mi sí me gusta tocar a las plantas. A este respecto creo que a los árboles si les gusta que les toquen su tronco, creo que es una forma de comunicación.

¿Sufren las plantas? Hasta lo que he leído parece ser que no, su fin en muchos casos es alimentar a los animales y la naturaleza las ha dotado de mecanismos para este fin. El termino estrés metabólico será mas apropiado por el cual reparan el daño causado, se regeneran. También digo que dentro de la diversidad de plantas habrá algunas que si sufran, o por lo menos a su manera, por ejemplo las decorativas su fin no es alimentarnos, bueno, un tema complicado.

Qué las plantas sean inteligentes, no ha caído muy bien entre la comunidad científica, la doctrina no es pacifica, me imagino que necesitaran su tiempo para comprender semejante insulto, tendrán que realizar una infinidad de experimentos y no sé, sí así, se lo creerán, es más fácil anclarnos en nuestro creer que los humanos somos la cúspide de la cadena y que estamos por encima del bien y del mal.

La manipulación genética en el reino vegetal para hacer plantas resistentes a las plagas, tema controvertido. Si las plantas son más resistentes, las cosechas son mayores y el producto llega a más gente y sí con esto aplacamos un poco la hambruna. Qué le vamos a hacer. Partiendo de la base que estoy totalmente en contra de alimentos transgénicos, pero en el caso que he expuesto, creo que es de fuerza mayor. La consecuencia de esos alimentos todavía no la sabemos, no tenemos cifras a largo plazo para colaborarlo. Esos plantas transgénicas entran en nuestra cadena alimenticia, no las comemos y realmente no sabemos como nos van afectar, si van altearnos nuestros genes, en fin, el hambre es peor. Debemos de comer vegetales lo mas naturales posibles y de nuestro entorno más cercano, todo lo ecológico es caro, no nos tenemos que obsesionar, los mercadillos y las plazas de abastos son buenos lugares para comprar. Cada uno que coma lo que le apetezca. Fin.

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.

4 comentarios en “Las plantas”

  1. Fascinante…. A mí cada vez me gustan más las plantas.. Y claro que tienen inteligencia.. Más que algunos.. Pero no las tengo porque a mis gatos también les gustan mucho🙄🙄🙄🙄🙏

  2. Joder que bueno, a mi padre le gustaban mucho, estudió algo sobre ello y conservo sus apuntes a mano en una carpeta en el pueblo. Sin lugar a dudas, las plantas son sinónimo de vida… No soy un experto, pero siempre me ha gustado estar rodeado de ellas.
    PD: Por cierto, a mí no me deja ver las imágenes en tu blog y seguro que son maravillosas.

Los comentarios están cerrados.