Diario del coronavirus XXI

Llevamos ya once meses de este año y vamos a por el último mes, una locura, este año se me está haciendo largo, a mí y a todos; queremos que pase lo más rápido posible, marcado por la pandemia, por el estado de alarma y por esta enfermedad que nos ha hecho darnos cuenta lo frágiles que somos, por el dolor y el sufrimiento de mucha gente, por el uso de la mascarilla, de hidrogel alcohólico, por la limpieza con lejía de todos los productos que compramos, el uso de desinfectantes para todo, en fin, ya nada volverá a ser lo mismo.

Las vacunas entraran en juego, en el primer semestre del próximo año, según nos cuentan, en ese tiempo se vacunaran una gran cantidad de ciudadanos, empezando por los mayores y los que tengan patologías, será el primer paso para intentar normalizar un poco nuestra vida, eso no quiere decir que el virus desaparezca por arte de magia, me imagino que todavía estará un tiempo más con nosotros y nos seguirá amargando la vida por lo menos un año más.

Me pregunto, si el virus tiene eso que llamamos conciencia, si es consciente del daño que nos está haciendo, a tener miedo al desconocido, a cruzarnos de acera cuando se aproxima alguien, a no estar cómodos en la calle, a no ser los mismos de antes, a ser diferentes con la gente que no conocemos, a ser un poco antipáticos, a ver la vida de otra forma…

Las vacunas, ya han empezado a ponerse en Reino Unido y Rusia, a nosotros todavía nos queda un poco, me imagino que si han dicho para enero, será para febrero, todo se retrasa. Cuantas más vacunas se pongan, mas nos inmunizamos y menos posibilidades hay de contagio. La inmunidad de rebaño entra en juego, si tú no puedes contagiar, es tan importante para ti como para mí, por eso, es necesario vacunar a un número mayor de personas para no contagiar. A veces, no entiendo, creamos o no creamos en las vacunas, es necesario vacunarnos por lo demás.

 ¿Cuál serán las consecuencias o los efectos secundarios de las vacunas? ¿Quién lo sabe? El primero efecto será no contagiarnos o por lo menos, que las consecuencias del Covid-19, si lo pillamos sean menores, o eso creo, los que vengan a continuación serán una incógnita, porque no lo sabemos, el tiempo se encargará de decirnos  algo, de  esos posibles efectos secundarios.

En general las vacunas son muy seguras y tienen pocas secuelas, claro, eso no quita que puedan tener, ya lo veremos y lo sabremos con el paso del tiempo. Si con ellas acabamos con esta locura, que nos ha convertido en otras personas, bien venidas sean.

La Navidad y el 2021, están a la vuelta de la esquina, y decir que ha pasado rápido, es mentir, ¡qué año¡ Lo recordaremos, espero con perspectiva de pasado y de haber superado una pandemia, que, cuando miras para atrás piensas: ¡Esto tenía que pasar¡ Y por qué digo esto, por olvidarnos un poco de todo, por nuestro egoísmo, en fin, que el año que viene sea un año de esperanza y de lucha unida contra la pandemia,  las desigualdades, por hacer un mundo mejor para todos.

Paz y amor.

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.