La tiranía de la mente

Cuando te quedas vacío, la vida va por otro camino, las puertas se van cerrando y cuando las miras han desaparecido, en un momento el espejismo era real y estaba a mi alcance.

Lo bueno que todos los días sale el sol, amanece y un nuevo día se nos abre delante de nosotros y te cambia la vida, todo tiene más color, va a otro ritmo, la gente va más contenta, tu miras y sientes sus rayos como te calientan, te reconfortan, te da energía, y ganas de seguir.

Como influye el tiempo en nuestro estado de ánimo, funcionamos por biorritmos, el sol, la luna, el día, la noche… nuestro cuerpo esta adaptado.

Si la vida va a un ritmo y tu a otro, no hay coherencia, estas desequilibrado, tienes que sentir la vida en tu corazón para que te marque las horas, como  dice la canción.

Pequeña reflexión de una mañana nublada y húmeda, esperando que salga el sol y nos ilumine.

Esta mañana he practicado unas asanas de Yoga y un poquito de meditación, cuanto más meditas mejor meditas, como dejes unos días por el motivo que sea,  las prisas o el tiempo, malo. El cuerpo y la mente son muy listos y quieren empezar a hacer sus cosas, las que ella quiere, las que está programada y eso de sentarse a meditar le resulta una pérdida de tiempo. La tiranía de la mente.

Parar y respirar hay tiempo para todo.

Al levantarnos o en la misma cama nuestra mente ya empieza con sus elucubraciones y a complicarte la vida, a programarte, a organizar todo lo que debes de hacer en esa mañana para ser un ciudadano ejemplar, relájate y respira, mejor te ira.

Nos hace falta empezar de cero, resetearnos ya por la mañana y a veces antes de levantarnos, para empezar con buen pie, cuando podamos practicaremos un poco de Yoga. Eso ayuda pero enseguida empiezan de nuevo las prisas. Relaja y respira.

Tanto pensar y pensar, programar y programar… para qué, tenemos que aprender a dejar de pensar, palabra y más palabras se amontonan en mi cabeza, mente ajetreada.

Escribir palabras y más palabras relaja, te liberan un poco, solo por un espacio pequeño  de tiempo enseguida vuelven los pensamientos y las palabras a mi mente. ¡¡ Bailad maltitos¡¡

 

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.

5 comentarios en “La tiranía de la mente”

  1. Yo, que no dedico tiempo a meditar, yoga, parar, pensar..
    He de admitir que me ha relajado tu reflexión. Ahora un rato de running con tú tocayo…

Los comentarios están cerrados.