¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

Amanecer, despertar, abrir los ojos a la realidad de un nuevo día, empezar de nada, no somos nada, una nueva vida se  nos pone delante, empezar a sentir el cuerpo, darte cuenta que estás vivo, que formas partes de un cuerpo físico, que te duele el alma, seguir despertando, no saber dónde estás, ni quién eres, solo sabes o intuyes que estás vivo, seguro tampoco, que formas parte de algo, o sí, sabes que estás vivo, o por lo menos así lo vas entendiendo, sentir y estirarte, es estar vivo, abrir los ojos y el corazón a la vida.

La mente hace un pequeño recorrido por nuestros recuerdos, esa cama no es la mía, todo está oscuro, no veo, mis ojos no quieren ver, quieren seguir soñando, no entender o no querer comprender es seguir durmiendo.

Sigo un rato más en la cama, sin recuerdos, con la mente en blanco, no querer recordar, no querer despertar, y me vuelve la canción:

¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

Empiezo a ver una pequeña luz por las rendijas de la persiana, está amaneciendo y sale el sol, sigo sin ganas de levantarme, la cabeza la tengo regular, la tengo espesa, está hueca, no quiere volver, quiere permanecer en el olvido de los sueños.

Sigo dando vueltas en la cama con la cabeza atontada, no se quiere despertar y vuelve la canción…

¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

Mas luz en mi habitación, por el brillo de los rayos del sol, tiene fuerza, nos quiere alumbrar, darnos luz y esperanza, fuerzas para levantarnos, yo no le hago caso, no va conmigo. Es una llamada a empezar el día, un nuevo día de vida, de hacer cosas, de espabilar.

Nada, sigo dando vueltas, sin levantarme, la apatía  se ha instalado en mí, hay días y días, algunos son grises y otros más grises, ¿qué realidad es está? Y otra vez la canción…

¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

Sí, ahora sí, me levanto, empujo con fuerzas las sabanas, las tiro y a empezar, solo con levantarme, la vida parece diferente, ponerme de pie, sentir el cuerpo de los pies  a la cabeza, observar que este cuerpo es el mío, que me pertenece, que puedo hacer cosas, que todavía estoy vivo ¡Qué alegría¡

Subo las persianas y el día se ilumina, el sol naranja, el frescor de la mañana, esos rayos suaves que nos acarician, sin fuerza pero con vida, nos animan a seguir, a no perder la ilusión, un día de vida es mucho y mucho más con ilusión…

¡¡¡Todos los días sale el sol, chipirón¡¡¡

Os dejo la letra y el video, de esta canción, que, una vez escuchada se apodera de uno, se te mete en la cabeza y no puedes para de tararearla, tiene mucha marcha y una alegría desbordante, es un soplo de vida, os animo a que la escuchéis cuando tengáis algún mal rollo, mucha fuerza, que esto lo vamos a ganar.

 Todos Los Días Sale El Sol

Bongo Botrako

Subiendo pa’ abajo, bajando pa’ arriba

Perdiendo imperdible que tu no querias

Que a gusto en tu colchón bañado en sudor

Me encuentro a la luna, que estaba dormida

Estas no son horas, pregúntale al día

Que vamos a hacer hoy pa’ derle color, color!

Ey, chipirón

Todos los días sele el sol, chipirón

Todos los días sale el sol, chipirón

Todos los días sale el sol

Soñando en tus bragas, perdiendo la vida

Cruzando fronteras que no eran prohibidas

Hagamos el amor, fuyamos tú y yo

Que noche más corta que nunca termina

Que ganas de verte y comerte la vida

Y ya ha llegado el sol, chispas y calor, calor!

Hey chipirón

Todos los días sale el sol chipirón

Todos los días sale el sol chipirón

Todos los días sale sol

Que ganas de verte y comerte la vida

No importan las horas, de noche y de día

Que ganas de verte y comerte la vida

Soñando en tus bragas, perdiendo la vida

Subiendo pa’ abajo, bajando pa’ arriba

No importan las horas, de noche y de día

Soñando en tus bragas, perdiendo la vida

Por verte en mi cama, y comerte enterita

Ey chipirón

Todos los días sale el sol chipirón

Todos los días sale el sol chipirón

Todos los días sale el sol