Pau Donés

Mi hijo, me manda un whatsapp, Pau Donés ha muerto, estaba yo trabajando, me quedo helado, un escalofrío me recorre el cuerpo, y me dice: “Puedes escribir sobre él”  Cuando leo la noticia mi corazón empieza a latir con fuerza, era 9 de junio, una sensación de vacío me invade, lo efímero de la vida, yo sabía que estaba enfermo, pero no tanto, la enfermedad siempre nos sorprende, se disfraza. Tenía 53 años y acababa de terminar un disco.

“Todo lo que tú me das” Empecé a ver su último vídeo en youtube y no podía parar de escucharlo, era una necesidad de oírlo una y otra vez, de sentirme vivo, creo que desde su muerte esta canción la he escuchado al menos una vez al día, yo diría que más.

Su madre se suicido, cuando él tenía 16 años, y pasa de ser hijo a padre de sus hermanos menores, toda una transformación, que de alguna forma le marca. Su hija tiene 16 años cuando él muere, la vida se repite en un incesante paso del tiempo.

En los últimos años se traslada a vivir a Estados Unidos con su hija, le quería dar todo el tiempo que no pudo dedicarla cuando era pequeña, ¿qué propósito?, recuperar el tiempo perdido. Saber, que nunca es tarde si la dicha es buena, si nos hemos equivocado, quizás no era el momento, no estaba preparado, y ahora sentimos, lo tenemos claro, queremos darle ese amor y dedicarle el tiempo que era suyo, que lo tenía guardado solo para ella.   

En el video de youtube, quería haber bailado con su hija, que es la que aparece con un antifaz, pero ya las fuerzas le habían abandonado. A pesar de todo, el video tiene una fuerza irracional para mí, es él más descargado en spoty  y de lo más visto en youtube.

 No dejo de escucharla, es una necesidad, de comunicar que estoy vivo y su fuerza de decirnos, sus ganas de vivir, de no querer morir, que la vida es así, nos da esa claridad de ver con el corazón, cuando nuestros ojos dejaran de mirar, cuando se apagan.

Con cincuenta años, escribió: “Cincuenta palos…y sigo soñando”, que no tiene nada que ver con las de Grey, tengo ganas de leerlo, ahora estoy en otras cosas, pero cuando me espabile un poco a por él, tengo un impulso, por entender. Con los libros, me pasa como con las personas, que por su forma de escribir, se puede conocer más de lo que imaginamos, entender algo de cómo piensa o sienten sus autores, con este más, es autobiográfico, ya os cuento cuando lo lea. Pero lo digo también por otros, aunque su género sea novela o ensayo.

 La lectura me apasiona, como me gusta leer, y los libros. Escuchando a un escritor, decía que hay dos clases de personas:”Los que le gusta ver la tele, observar a los personajes, como nos cuentan las historias y a los que nos gusta leer”, que somos nosotros los que nos imaginamos las historias, sus vidas, y la sentimos con todos los detalles. Recreamos eso que el autor nos quiso contar, nos metemos en su mundo y en su mente, que ya pasa a ser el nuestro.

La necesidad de escribir sobre Pau Donés y decirte que sigues vivo con tus canciones y que no estás en el lado oscuro de la vida, si no en el lado de la luz, que tu música nos acompañará y tus letras resonaran en nuestras cabezas, bailar, bailar y bailar…iba a poner malditos, pero no…

Jarabe de palo, era lo que mi padre y los padres de una época nos recetaban cuando éramos malos y nos decían: “lo que necesita este niño es jarabe de palo”, que tiempos… o como el programa de María Teresa Campos, que tiempo tan feliz…

Sus canciones siguen sonando en mi cabeza, el lado oscuro, humo, grita, agua, dos días en la vida, bonito, la flaca, depende, vuelta y vuelta…

Os deja la letra, de: “Eso que tú me das”, ¡Por favor… que canción¡

Leerla, solo con eso tenéis un trozo de cielo ganado.

Eso que tú me das

Es mucho más de lo que pido

Todo lo que me das

Es lo que ahora necesito

Eso que tú me das

No creo lo tenga merecido

Todo lo que me das

Te estaré siempre agradecido

Así que gracias por estar

Por tu amistad y tu compañía

Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida

Por todo lo que recibí

Estar aquí vale la pena

Gracias a ti seguí

Remando contra la marea

Con todo lo que recibí

Ahora sé que no estoy solo

Ahora te tengo a ti

Amigo mío, mi tesoro

Así que gracias por estar

Por tu amistad y tu compañía

Eres lo, lo mejor que me ha dado la vida

Todo te lo voy a dar

Tu calidad, por tu alegría

Me ayudaste a remontar

A superarme día a…

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.