Elecciones noviembre 2019

“No querías caldo pues toma dos tazas”, el egoísmo y el personalismo de los políticos nos ha llevado a pagar 130 millones de €, que es lo que ha costado las nuevas elecciones, ¿y para qué? Para estar en una situación peor de la que estábamos.

Cuando solo miras tu interés personal o como partido político y no ves el interés general de todo un país, malo, eso es lo que te vas a encontrar.

Hemos perdido la ilusión por la democracia, por estos políticos, por su incompetencia, no tenemos ganas de votar, ¿para qué? El hartazgo se nota y parece que no aprenden.

No me gusta echarle la culpa a un  solo partido, creo que la tienen todos o por lo menos un poco cada uno y sumando llegamos a esa conclusión de creernos que estamos peor que ayer. No, no lo creo, estamos.

¿Y ahora qué? ¿A hablar? ¿Tendrán que entenderse? No me lo puedo ni imaginar, que no se puedan poner de acuerdo.

Cuantas cosas se podían haber hecho con esos 130 millones de € y esos meses de esos políticos mirándose las uñas, sin hacer nada y encima pagándoles, que poca vergüenza hay que tener…

Espero que hayan aprendido la lección y les sirva para anteponer el interés general al suyo propio.

Espero que se comporten como deben y se dejen de rollos y gobiernen para hacer un país mejor para todos ¡Ya está bien de tonterías ¡

 

 

 

 

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.

2 comentarios en “Elecciones noviembre 2019”

  1. Las grandes mayorías no queremos ni la revolución socialista ni la “mano dura” del nacionalismo fascista ni volvernos ricos.
    Es un drama internacional. La clase política es ignorante, indiferente, idiota y/o corrupta. En TODO el mundo occidental y cristiano se alternan 2 grandes partidos que se “pelean” como fieras pero ambos gobiernan para los ricos. Increíblemente, la bestia Trump fue el primero en el 1er. mundo en ponerle freno a las grandes corporaciones. En el Sur lo hemos intentado varias veces pero nos voltean los presidentes. España podría dar el ejemplo ahora que se fue la escoria mascota de Merkel, Rajoy.
    Hasta Vietnam renació de las cenizas, literalmente, y ahora es el segundo mayor exportador mundial de café.

Los comentarios están cerrados.