Sueños y visiones

Si las casualidades no existen, y un hecho causal, nos puede cambiar la vida de una forma inesperada. Ese azar que juega con nosotros, que nos maneja a su antojo, ¿dónde está el libre albedrío?

Ese hecho causal, no es tan causal, es esa señal o pequeño indicio que nos sucede, aparentemente sin importancia, para que conozcamos más de la realidad y sea el detonante de otros acontecimientos, que sucedan como una cascada, sin poder parar su fuerza. Si abres la Caja de Pandora, salen los males de la humanidad, y una vez que te dejas arrastras por la corriente, lo que tenía que suceder sucede, es inevitable y por más que quieras, ya no eres el dueño de tus actos, has pasado a ser  un protagonista con un guion escrito. ¿Y cómo te sientes si tu solo eres el que interpretas lo que otro ha escrito para ti, y esa película no es la película de tu vida sino otra? Jajaja, complicado saber…

Otro tema, tengo un libro que compré hace por lo menos un año, “El Libro Rojo” de C. G. Jung, libro inédito y que no se ha publicado hasta 2010, en su momento solo se editaron  cinco copias para sus hijos, al ser visiones que tuvo Jung y que sirvieron de base a sus investigaciones referente a su obra posterior. Una sensación extraña, como que no me atrevo a leerlo, estoy esperando el mejor momento o cuando esté preparado, la cosa, que me compré otro, una interpretación de la obra, y se me está olvidando, tendré que releerlo otra vez, para ya empezar a leerlo de una vez.

A los días, empiezo a leer “El Libro Rojo”, tenía esa necesidad, era el momento, al principio, las primeras cien páginas nos habla un poco, de su vida y visones, de esas que se creía que se estaba volviendo loco, visiones apocalípticas teñidas de rojo, de una Europa ensangrentada, cuando posteriormente estalla la primera guerra mundial, a pesar del drama humano, le entra alegría por pensar que no estaba tan loco. En el tiempo que  tiene esas visiones, iba a dar una conferencia sobre la esquizofrenia y piensa: Voy a hablar sobre mí, se van a dar cuenta, que la conferencia trata sobre mí.

Bueno… esto va un poco de un sueño que he tenido, un avión se había estrellado y se encontraba metido sobre una pequeña montaña, enterrado el morro y un poco las alas, como un aterrizaje forzoso, no había ni fuego, ni nada de nada, la gente no gritaba, realmente no he visto el accidente, ni si había gente dentro, ni como el avión ha llegado a ese estado, yo iba en la bici, en una recta y he visto el avión, y tenía la sensación que el avión me atraía , ya no podía darle a los pedales ni salir de ese entorno, las piernas no me respondían, “no siento las piernas”, en fin, una sensación de impotencia, y presentía  que el avión iba a explotar o eso me creía, de hecho no explotó, por lo menos en mi sueño. 

Seguimos, esta mañana iba por la carretera del aeropuerto la que va por la costa y despegaba un avión y me ha venido el sueño a la cabeza, he pensado ahora es cuando el avión empieza a fallar y tiene que hacer una aterrizaje forzoso, y luego me digo, Goyo, por favor, que locura estas pensando, era como que mi sueño se tenía que cumplir, quizás o seguro está relacionado por la visones premonitorias de Jung, yo también las quería tener, mejor no, lo dejamos para acontecimientos buenos, que malos ya los hay sin que yo lo sueñe.

Del “Libro Rojo” de Jung, ya os contaré más adelante, tengo que leerlo despacio, e intentado enterarme de lo que nos quiere decir…Salud y amor.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: