Objetos de decoración

En tu casa, estás en tu territorio, en tu zona conocida, dominada, tus cosas son tuyas, las has comprado tú, en algún momento te han gustado, o ha habido algo que te ha llamado la atención, las has puesto en plan decorativo, las colocas en las estanterías, en muebles, mesas y demás objetos de decoración, entonces, cuando alguien te las toca, tú lo sabes, y sabes que eso no está en su sitio, está ligeramente movido, cambiado, lo notas, sí, lo notas y, te sientes molesto e intranquilo, hasta que ha sido colocado de forma correcta, como tenía que ser, todo tiene un lugar en mi mundo, en mi casa, en mi ser.

Hasta, estas cosas insignificantes que son los objetos de decoración,  las colocamos a nuestro antojo, porque nos gustan, o siguiendo alguna moda, o a saber…pues, tienen su función, darnos felicidad, nos hacen nuestra casa más bonita y confortable, a nosotros nos gusta, nos hace feliz verlas y sobre todo ponerlas de una determinada posición, no voy a entrar en las manías y costumbres que ya escribí en otra entrada, perdón, que he escrito en varias, porque son temas que me obsesionan, cómo las manías nos condicionan, en fin, lo dejo aquí.

Un reloj, un portafotos, una cajita…  tienen su sitio y cuando, la injerencia humana o el azar los mueve o en el peor de los casos ellos mismos se cambian. Abro paréntesis, (me estoy acordando de TOY STORY, cuando  no estaba Andy, los juguetes se movían solos y jugaban), qué sabemos nosotros, si esos muebles tienen vida y juegan entre ellos cuando nosotros no estamos; el observador define la realidad  y la modifica. Si yo no observo ese cuadro, para mí está en su sitio, y cuando no lo miro para mí sigue estando en el mismo sitio, aunque haya venido un ser extraño a moverlo, a pesar, que solo lo haga por fastidiarme, que no sea el caso.

¿Qué es esa  realidad que vemos? ¿Un cuadro tiene vida, una mesa…? Sí, mientras estén en nuestra casa, mientras nos relacionemos con ellos, tienen un color especial, al mirarlos, al tocarlos, sentirlos, les dotamos de alma, de vida, de significado, en definitiva, forman parte de esa realidad concreta, por no decir abstracta, que van llegado a tu vida, que se instalan y desaparecen sin más.

Entrar en el imaginario colectivo, en otra gente, y darles otro significado, otra vida.

2 comentarios sobre “Objetos de decoración

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: