Mikel de Venezuela

Escuchando la radio en un programa deportivo, han entrevistado a un tal Mikel de Venezuela, desconozco más datos sobre su persona, ni su nombre, ni he podido encontrar nada al respecto, nació con una minusvalía importante, durante el parto tuvo un problema y en su vida diaria no podía andar más de 500 metros, sin lesionarse, hasta ahí conozco.

Una historia de superación. Hoy estaba invitado en el palco del Nou Camp le iban a dar un reconocimiento, porque ha corrido y terminado dos maratones, el de Nueva York y el de Chicago, en unas 17 horas quiero recordar que han comentado. En la conversación me han llamado la atención varias frases que me han llegado muy dentro, la primera, “tenemos que tener ilusión para conseguir nuestras metas” y la segunda, “no hay que quedarse en casa lamentándose se nuestra situación”.

Tener metas que cumplir, objetivos, superación como persona en el plano físico y mental, saber que puedes hacerlo, qué todo está en tu cabeza , qué eres tu el que manda, la ilusión por los retos, por conseguirlos, por imaginarlos, por la lucha diaria, por los que sufren más que tú, porque sí y cuando todo está en tú contra el milagro aparece y surge la esperanza, puedo realizarlo. En la mayoría de veces es mas ilusionante el camino que la meta.

El locutor ha comentado que es un economista de éxito, él le ha contestado y más cosas, fisoterapeuta y filósofo, a lo que ha vuelta a decir, es usted un ejemplo de persona y el chaval le ha comentado, el único problema que tengo es que soy feo, bueno se me saltaban las lágrimas del sentido del humor, a pesar de todos los males y desdichas el humor es un motor, tanto en los buenos como en los malos momentos, no perder la sonrisa, las ganas de reír.

Cuando estemos muy enfadados nos miramos en el espejo y esbozamos una pequeña sonrisa, la cara te cambia y el enfado se te olvida un poco, vamos a intentar sonreír más y mejor nos irá en la vida.

Cuando le estaba escuchando me ha emocionado su voz tenía fuerza, una armonía, una forma de hablar sin preocupaciones, me ha cautivado, me ha contagiado su optimismo y me ha dado un subidon de felicidad, hay buenas personas luchadoras que no se amilana por los grandes problemas y nosotros ante pequeños baches lo vemos todo negro, quítate la venda de los ojos, respira y se feliz.

Autor: Goyo Galache

Un soñador, qué vive para ser feliz y ahora le ha dado por publicar sus cosas sobre la vida y pensamientos.